jueves, 28 de octubre de 2010

EL COLOR DEL CALOR

Siempre imaginé colores a las cosas etéreas, intangibles. Los días de la semana son de colores, igual que los meses y las sensaciones que nuestro cuerpo experimenta. El lunes es azul oscuro, el miércoles casi blanco y el sábado anaranjado. El domingo rojo oscuro y el martes tiene tonos verdosos. Los viernes son rosas y los jueves son color esperanza. Abril es gris y octubre casi negro. El verde de febrero se funde con el amarillo de mayo y de marzo. Noviembre es rojo triste y diciembre... multicolor. De julio a agosto, los colores no existen. El calor de tu amor es variable, según la luz con la que me mires. Tus ojos tiran a un azul especial, y tu vacío es negro. La soledad es morada y tu ausencia tiene múltiples tonos. Igual que los brillos de tu presencia. El arco iris es del color de la lluvia, y la lluvia tiene siempre el gris de las nubes que la causa. Me enamoran tus colores, el color del amor que respira tu belleza. La frialdad es de color hielo. Y el calor que me das... el calor que me das es color pasión, que enciende los celos de la brisa que se pinta la cara de gris y viaja escondida tras el aire blanco de la sinceridad de tus ojos. Azules como el cielo, negros como la luz de una vela apagada. El color de tu calor es el amor que nos une. Y ese color aún no sé como definirlo... Espero no ser daltónico, aunque a veces se puede intuir... ¿Me das un beso de mi color favorito? Ya lo sabes... el azul.

5 comentarios:

  1. Pues nunca había pensado que los días pudieran tener color.

    Yo te doy un abrazo de color azul y vas que chutas, que lo otro me parece demasiada confianza :)

    ResponderEliminar
  2. No está mal para comenzar el día, una paleta de colores con los que pintar los meses y los días, me ha gustado mucho la narrativa así que te doy dos besos de color azul :)

    ResponderEliminar
  3. Anto, no hay nada de malo en que dos hombres se besen las mejillas... yo no dije dónde había que besar :)

    Fíjate que yo, desde siempre, he asociado colores a los días y a los meses... Gracias por leer.

    Otro abrazo.

    Wendy, me alegra que te guste lo que va surgiendo de mi cabecita.

    Besos para ti del color de amistad.

    ResponderEliminar
  4. jajajajajaja te doy un beso de tu color favorito hala, el azul, porque si te lo doy del mío casi que suena un poco mal ¿no? jajajajjajajja

    Y un abrazo en tonos morados, para espantar esas soledades.

    Besitos querido

    PD. jejejeje ya he estado cotilleando en ese blog nuevo ;)

    ResponderEliminar
  5. jajaja, al principio no había pillado el chiste, es que hoy estoy algo espeso.

    Es usted un poco entrometida, si me permite la osadía en plan cariñoso, pero me alegro de que vaya leyendo. Al principio iré poniendo algunas normas básicas, después crearemos los personajes y ya nos meteremos de lleno un una aventura... pero como dije, no adelantemos acontecimientos... todo a su tiempo.

    Besos del color que usted quiera.

    ResponderEliminar