sábado, 11 de septiembre de 2010

NUNCA

Hoy miento y mañana quiero ser tu amigo. Es preferible no tener recuerdos a tener mala memoria. Nada es como imaginamos, siempre terminamos cayendo en la rutina. Hablando de cuentos... de quien no tenga corazón, jamás me creí alguno de ellos. Nunca. Desechos de la sociedad. Amigos hasta la muerte, el colmo de la desfachatez. Entonces volvemos la vista atrás y nos damos cuenta de que no nos arrepentimos de nuestros actos, siempre fueron limpios y sinceros, puros y verdaderos. Lo que estorba, sea como sea, empleando las peores artes, hay que eliminarlo. Sin ensuciar la conciencia de quien obliga, pero que tiene el mismo miedo que un gladiador antes de salir a la arena. Una vez, confié tanto en la gente que llegué a pensar que podían a ser como yo. A base de confiar, aprendes que nadie confía, nadie cree, que nunca vas a estar bien visto por todos. Es un círculo vicioso, podrido por la mente, escondido en las sombras que producen a la luz de un par de velas. Tú no te fías de él. Él no confía en mi. Y yo desconfío de tí. Señores, que la vida da muchas vueltas. De ahí mi manía a las norias. Y todos los días, se nos presenta alguna oportunidad. Sólo hay que esperar a que salte la liebre...

No hay comentarios:

Publicar un comentario