lunes, 27 de septiembre de 2010

INÚTILES APARIENCIAS

Blanco o negro. Que más da. No sabemos cuál es el color de la felicidad si lo sacamos de contexto. Piso o casa. Playa o montaña. Siempre tenemos que elegir y pocas veces solemos acertar. ¿Y si lo que nos gusta no existiera como nos gusta? ¿Y si lo que necesitamos no existiera como nos gusta? ¿Prescindiríamos de ello? De nuevo me tengo que referir a la hipocresía, aquella que es capaz de tornar nuestra completa paz y bienestar por tener que escoger un simple color. ¿Qué buscamos aparentar? ¿Y por qué? No somos lo suficientemente maduros como para comprender que tal insignificancia pueda romper nuestras vidas. ¿Nos van a criticar? ¿Y qué? No puedo tener en una misma habitación la pared blanca, la estantería marrón, la mesa trasparente, el ordenador negro, la impresora gris y las cortinas rojas. De la misma manera, no puedo poner pimentón en un plato inventado de arroz, o de pasta, o de pescado... ¿no puedo? ¿No puede estar un edificio antiguo al lado de uno nuevo? ¿No puede un edificio moderno estar en el campo? Aparentemente, sí. Dejará de funcionar mi impresora por ser gris o rosa. Debe ser como el ordenador. Lo dicen las personas políticamente correctas, modernas, que van a la moda. Y antes de tener algo que "no pega", es mejor discutir, llorar, maltratar, gritar, paralear y no comprender. Quizá en unos años, lo antiguo sea tener dos cosas del mismo color en la misma habitación. ¡Seremos catetos! Voy a ir terminando. No vaya a ser que se me rompa el ordenador... por ser negro. Y ahora diréis que soy un racista. Cada vez odio más a quien sólo quiere aparentar. Dejaremos que se sigan pudriendo por dentro. Yo seguiré innovando. Todo lo demás, será como caminar hacia atrás.

6 comentarios:

  1. ¿Tu ordenador es negro? ¡Fascinante! jejejjejeje

    Ahora en serio, creo que a fuerza de palos he ido aprendiendo a dejar atrás a todos aquellos que se limitan a criticar y amonestar la apariencia de los demás o la verdadera disposición de las cosas. Cada uno es como es, va como desea y hace lo que cree oportuno. Así debiera ser. ¿Qués es eso de que esto o aquello combina mejor, queda bien y es más apropiado? ¿Quien lo dice? ¿Quien marca las pautas?

    ¡Por Dios, yo hago con mi vida lo que me parece mejor, y sí, critican constantemente mi apariencia y mi carácter! ¿Qué importa? Si realmente yo hoy día no combino con absolutamente nada de este mundo...

    Sigue innovando querido, y mantente siempre firme en tus convicciones. Besos

    ResponderEliminar
  2. Hay una cosa en la que discrepo contigo: Lo que tú llamaras "aparentar", el otro- "tener un sentido estético".
    Me explico: quizás para ti tener un sofá verde con unas cortinas azules no tiene importancia, pero para mi, por ejemplo sí. Y no porque una cosa es correcta y ora no. Sino porque siempre he sido muy sensible con los colores. Tan solo decirte que desde que tengo el uso de razón no dejaba que mis padres me pongan una falda que no "pegue" con el jersey ( te hablo de ser una niña de 2 años).

    Ahora, de la misma forma que a mi no me importa de que color tienes tu vida, a ti te tiene que pasar lo mismo con la mía:))

    Y estoy totalmente de acuerdo contigo: qué puñetas se mete la gente en algo, que no les toca de ninguna forma?
    Estoy contigo en lo principal e importante: fuera la superficialidad, la hipocresía y las críticas que no vienen a cuento. Ene este mundo todos somos libres de vivir como nos salga de donde sea:)

    Me ha gustado tu blog.
    Beso

    ResponderEliminar
  3. Hola Akasha: combinas contigo misma, que creo que es suficiente para lo que quieres, ¿no? Así debería ser en todos los casos.

    Y sí, mi ordenador es negro :) y el teclado, y el ratón, y el monitor... Lo malo es que hay gente que se piensa que mis posts van dirigidos a alguien en concreto, y no es así. Siempre me refiero a los hechos, y no a las personas. Si, a posteriori, cada uno se identifica con lo que escribo, ya no es mi problema...

    Besos.

    Hola INTERsexCIONES: Gracias por la visita, por tu comentario y por tu halago hacia mi blog. Sé que a veces escribo en caliente y me dejo llevar por la ira. No es que piense que no haya que tener cierta estética. En realidad, tiene su lógica. Creo que te has explicado mejor que yo en mi propio post. Lo que me fastidia mucho es el hecho de tener que "combinar" (me da igual ropa, decoración o lo que sea) únicamente por el qué dirán si no combino... simplemente es eso.

    Es más, sinceramente, dándome igual como me da igual este tema, si mi ordenador es negro pues prefiero el monitor negro. Pero si el único monitor que quiero por sus especificaciones técnicas es rosa con mariposas, pues me lo compro y me da igual el color.

    Besos y pásate cuando quieras. Ahora voy a visitar tus "dominios"... jejeje.

    ResponderEliminar
  4. Manolo, mi ordenador, mi teclado y mi ratón también son negros :S.
    Me gusta la pasión que pones cuando escribes no creo que esto sea distinto en la vida real.
    Defiendes tu ansia de vivir a tu manera, innovando, saltandote los clichés, no es por hacerte la pelota, simplemente me gusta y es un placer leerte porque no eres gris.
    Un beso y aprovecho para saludar a Akasha como sabes le tengo gran cariño.

    ResponderEliminar
  5. Gracias por tu comentario, Wendy. La verdad es que a estas alturas es difícil cambiar. Las personas que nos conformamos con poco solemos sufrir mucho... ironías de la vida.

    Besos.

    ResponderEliminar