miércoles, 15 de septiembre de 2010

EN MEDIO DE LA NADA

Me niego a volver a dar otra definición de lo que es el egoísmo y de cómo se podría evitar. Creo que por mucho que me esfuerce, el que no es capaz de comprender, no es capaz de comprender, y quizá sólo me quede asumirlo. Ni siquiera busco que piensen en mi, ni siquiera eso... y eso es lo que me entristece más. Cedo, hago, acepto, comprendo y evito sacar a flote las cataratas de la pena para que los demás no sientan pena de mi. Aún así, creo que se me nota. Por eso, llega un momento en que uno lo ve todo absurdo, se vuelve insensible, sin querer cortar los hilos que mueven mis pensamientos, mi cuerpo, cual simple marioneta. No me quiero repetir, pero mientras existan las apariencias, mientras que uno tenga que sacrificar su felicidad por el bien de algo, de un concepto, aún un tanto difuso, seguiré teniendo días melancólicos y apagados, y días algo más luminosos, aunque una simple farola no bastará para sacarlos adelante. Quizá sea un tonto al pensar que el amor consiste en comprender y luchar por un conjunto de cualidades que se fusionan en una sóla. Quizá no estoy sabiendo hacerlo bien, o simplemente mi concepto de amor es equivocado; en este caso, ¿qué es el amor? ¿Poseer a alguien como el que posee cualquier objeto material? Uso el objeto cuando quiero, y cuando no quiero, lo dejo en un cajón. En ese caso, el amor me está defraudando...

4 comentarios:

  1. Si te sirve de consuelo yo me siento como tu en demasiadas ocasiones por ello he decidido que lo mejor es actuar como crea conveniente de forma espontanea sin esperar mucho porque de ese modo estaré en paz conmigo misma sabiendo que he actuado de forma coherente y lo que haga el otro es probable que me duela que me decepcione pero..ese no será mi problema, será el suyo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Querido Manolo, por lo que vengo leyendo últimamente empiezo a vislumbrar con claridad una personalidad que ya intuía. No te martirices ni te cuestiones en qué fallas, porque es muy probable que los fallos provengan de tu exterior. Lo poco que puedo adivinar de ti es que posees un alma noble y quizás lamentablemente torturada, a causa de la hipocresía, el egoísmo y las decepciones constantes que tú aprecias a tu alrededor. No te fustigues por ser melancólico, nostálgico, por esos bajones anímicos que te acontecen de cuando en cuando... nadie debería disculparse por poseer un corazón. Y tú lo posees, bien grande, aunque sea un gran incomprendido en tu vida...

    Muévete siempre siguiendo tus principios y tus criterios, y no cedas si eso no es lo que deseeas. Si no quieres ser marioneta en la vida de nadie revuélvete y corta los hilos que te aprisionan. La vida es demasiado corta y tortuosa para ser tomada tan en serio... al fin y al cabo no saldremos con vida de ella... ejeje

    PD. Te lo dice la nostálgica número uno.
    Besos miles

    ResponderEliminar
  3. Permíteme la osadía de regalarte unos instantes de paz y reflexión en tu melancolía. Es un tema al piano (me encanta este instrumento) que me evoca grandes momentos de reflexión y nostalgia. Quiero compartirlo contigo, para que la isnpiración te envuelva y levantes un poco ese ánimo.



    http://www.youtube.com/watch?v=qTWmC_C9Sh4

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias por vuestros ánimos y consejos... como he dicho, son baches y los baches están para salir de ellos. Seguiremos luchando porque creo que voy por el único camino por el cual puedo ir, así que paciencia y poco a poco.

    Akasha, fantástica melodía, me ha recordado por la mitad a la banda sonora de Forrest Gump. Yo soy más de guitarra, pero aún así me ha encantado. Algún día te recomendaré alguna de las que me gustan a mi... Gracias.

    Besos, damas.

    ResponderEliminar