viernes, 17 de septiembre de 2010

CRUZANDO EL RIO

Buscando motivos para justificar. Buscando causas para demostrar lo contrario. Me es indiferente. Cruzo tantos ríos como son necesarios para llegar a la ribera de tu fatigoso corazón. No hay río en todas las ciudades, pero sí hay ciudades en todos los ríos. En esta ciudad, el río se secó. Seguramente insatisfecho por las idas y venidas de esta civilización. Hoy no quiero divagar más que los políticos sin ideas. Tengo ganas de descansar. Los regalos fueron de menos a más; es decir, el que más gustó fue el menos caro. Y viceversa, como diría alguno... Después, cada uno tendrá su tiempo correspondiente. La maleta fue como tuvo que ser; única y con todo dentro. Conteniendo simplemente lo que tenía pensado. El viaje, justo y necesario. Azul por instantes, debido a los rayos... o debiera decir blanco, ¿no? Al menos, mi coche quedó muy limpio. También me disfracé de guiri en mi ciudad. Le voy cogiendo el gusto a eso de decir en mi casa: "me voy a hacer fotos". Y sin más, salir por la puerta con la mochila a la espalda. A veces es necesario. La fotografía memorizada se olvida demasiado pronto. Vi el Londres del siglo XIX en el casco antiguo, pasé por la casa de Diego (que gran amigo de la infancia...) y dibujé unas nubes en el salón de mi objetivo. Lo que sigue sin gustarme es que me mire la gente mientras hago fotografías por la calle: "¿a qué le saca fotos ese gilipollas?"; debí buscarme una afición más... ¿íntima? Bueno, que cada uno siga cruzando su río, que el mío no es profundo pero tiene una anchura considerable.

4 comentarios:

  1. ¿Y que más da que te miren cuando haces fotos? Si lo miras bien es una afición privada porque te ven a ti pero no lo que tu estás viendo.¿ En serio has visto el Londres del siglo XIX o es tan solo metarfórico? Sí lo has visto, comparte please que aún no he ido y dudo de que vaya a ir porque a nadie parece seducirle el destino y yo me muero por estar allí, no me cansaría de pasearlo y sacar fotos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. jajjajajajjaja me ha gustado eso,"... que cada uno siga cruzando su río, que el mío no es profundo pero tiene una anchura considerable..."

    Deja que miren, querido, que miren y que torturen sus despobladas cabecitas intentando descubrir qué es lo que te llama la atención a ti hasta el punto de requerir ser fotografiado. Si no son capaces de percibir en esas antiguas callejas, en esos muros a medio derrumbar, en esos paisajes cargados de ensoñaciones todo lo necesario para inspirar a un corazón plagado de ilusiones, entonces no valdrá la pena gastar ni media gota de saliva intentándoselo explicar.

    ¡Y que Dios bendiga a este "gilipollas" - como tú dices, yo no estoy de acuerdo- puesto que es una persona con un alma libre y un espíritu ansioso de crecer!
    Besos siempre

    ResponderEliminar
  3. Creo que cualquier ambiente de un casco antiguo de cualquier ciudad te puede trasladar a cualquier otra época antigual de cualquier otra ciudad. Lo del Londres antiguo... cualquier día con nubes grises o lluvia mirando una farola basta con imaginarse ese ambiente. No he estado en Londres y no sé si quiero estar en ciudades tan grandes... hay quien se muere por ir a Londres, París, Ginebra, Berlín, Roma... Espero que, si algún día voy a Francia, Italia, Inglaterra, etc..., sea para estar en cualquier pueblo pequeño y descubris sus encantos sin tener que estar esquivando a la gente cada 2 segundos.

    Acabo de llegar de hacer fotografías. Yo dejo que miren, no digo nada a nadie. Por eso no hay problema. En cuanto a lo que piensen, tampoco me importa demasiado. Luego disfruto viendo y retocando las fotos y las mejores (según mi humilde opinión) las comparto con todos vosotros/as.

    Gracias a ambas por leerme.

    ResponderEliminar
  4. Es la segunda vez que le visito, y sus entradas me parecen un derroche de sensibilidad con reflexiones e imágenes que llegan al alma. Sin mayores pretenciones que sólo el buen gusto.
    Le presento mis respetos y ya es un honor seguirle.
    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar