martes, 3 de agosto de 2010

UN FUTURO INCIERTO

Pensando en el futuro, una vez más, me vuelvo a acordar del pasado. Engaños que son verdades, apariencias visibles y actos de rebeldía sobre aquello que, de alguna manera, intentamos no mostrar. Tan imposible es conocer el futuro como cambiar el pasado. Me encuentro con ganas, pero resignado a un futuro que se volverá a parecer a mi pasado... cuando menos a mi pasado reciente. Si rechazo lo que tengo, me arriesgo, a muy corto plazo, a cambiar demasiadas cosas en mi vida. Si decido descansar por las tardes, quizá tuviera la suerte de encontrar el filón lucha tras lucha, pelea tras pelea. Pero como dije antes, demasiado arriesgado. Me pregunto qué o cómo sería la vida en la época medieval, donde los ricos vivían encerrados en el lujo de los castillos y los pobres despreciados en sus míseros trabajos. Y me pregunto si ellos tendrían las mismas preocupaciones que las que tenemos en el siglo XXI. ¿Y si pudiera escribir un best-seller, y otro, y otro...? ¿Y si pudiera desarrollar un software prestigioso para las empresas? ¿Y si pudiera realizar una exposición fotográfica, o grabar un corto cinematográfico y conseguir la fama? El futuro son sueños que mueren cuando morimos nosotros porque el presente se encarga de que estemos siempre despiertos. Y al dormir, nos acordaremos del pasado.

2 comentarios:

  1. ufff sin duda una reflexión en la que todos, quien más quien menos, ha caído alguna vez.

    Sin duda nuestros antepasados no se comían la cabeza con las mismas ideas que hoy nos corroen a nosotros, era otra percepción de la vida, otros intereses en los que lo primordial era siempre sobrevivir y ser lo más felices posibles.
    Hoy nuestro afán de perdurar, de hacer cosas grandes y meritorias que satisfagan nuestro intelecto nos superan. ¿Nos habremos vuelto más megalómanos y deseosos de omnipotencia?

    Quien sabe, el ser humano es impredecible, y como dijo alguien: "Cuanto más sabio es el hombre... más sufre".

    Saludos desde mis verdes parajes

    ResponderEliminar
  2. Es bueno recordar el pasado, pero sin demasiada nostalgia,ya que lo que importa es el futuro, y sobretodo el presente. Así que disfrútalo al máximo, en todo momento y...

    ResponderEliminar