miércoles, 11 de agosto de 2010

EL PUZZLE DE JESÚS

Cuando comencé a leer este libro, sinceramente, esperaba otra cosa. Y no estoy diciendo que el libro sea malo, quizá demasiado adornado; excesivamente largo para lo que cuenta. Y al finalizar el libro, no queda demasiado claro si intenta convencernos de la existencia de un Jesús, de un Cristo físico, o más bien de una invención que desde el siglo I nos están intentando "colar" de un Jesús que en realidad no existió físicamente, sino únicamente de manera espiritual. El autor escribe una novela basándose en una tesis que realizó sobre la existencia de Jesús, y en la primera parte del libro se pierde demasiado en la forma de explicar y narrar; en mi opinión, demasiada filosofía en las primeras doscientas páginas del libro, en las que mezcla sus teorías de los evangelios y las epístolas que nos hablan de la existencia de Jesús con una poca atractiva idea de crear una especie de secta que cree únicamente en la evolución y no en la razón. La segunda parte del libro aclara un poco el argumento, existe una historia más real y el autor consigue mezclar mejor la forma de explicar sus teorías sobre la no existencia física de Jesús con un argumento más ameno y entretenido, sin perder de vista la explicación de la teoría de que el Jesús que realmente vino a la tierra a salvarnos de nuestros pecados en realidad sólo vino en la mente de los creyentes de la época. Pero no nos engañenos, aunque el final es algo inesperado y hay ciertas fases en las que el libro llega a enganchar ligeramente, por lo general se me ha hecho algo pesado con algunas fases en las que el libro se sumerge demasiado en teorías demasiado complejas y profundas. Podría haber sido un libro más ligero, ameno y cercano al público. Aún así, intentaré leer más libros de temática parecida...

2 comentarios:

  1. En primer lugar felicitaciones por haber sido capaz de leer acerca de esa temática (en mi caso sería imposible, puesto que mi idea acerca de la religión no me lo permitiría.. jejejeje) . Lo más cercano que pude leerme del tirón fueron los libros de Dan Brown, y como sabrá, nada que ver...

    Hablar de religión y política siempre puede resultar discordante, aunque espero no ofender a nadie si digo que no estoy para nada de acuerdo con lo que la Iglesia nos pretende meter en la mente a trompicones desde hace siglos, por ello me inclino ante usted por su temple y su tesón (aunque lo mismo se podría pensar por leer a otras damitas romanticonas ¿no? jejejejejej).

    Gracias por su presencia y cuente con la mía, siempre que me sea posible por aquí rondaré, luchando contra mis horas de sueño robadas.

    Besos caballero

    ResponderEliminar
  2. Yo he leido varios libros de este tipo, y ninguno tiene convición para mi.

    Todo lo que está relacionado con la Iglesia, lo encuentro irreal, y poco creible.

    ResponderEliminar