martes, 31 de agosto de 2010

HASTA LA SACIEDAD

Cansado de ver siempre las mismas cosas, esas que se repiten hasta la saciedad y que no por ello dejan de ocurrir. Es denigrante el nivel hasta el cual están dispuestos a rebajarse ciertos personajes en esta sociedad, llenos de envidia, que lo único que ven es su propio perjuicio en la felicidad de los demás. Y no es que los demás seamos plenamente felices, pero al menos lo intentamos, y con eso nos basta. Sin embargo, quienes desprestigian a quien haga falta con tal de triunfar, falsean hasta lo imposible de falsear, niegan a quienes quieren un "sí", afirman a quienes esperan un "no", y no tienen remordimiento en avasallar aunque llegue el momento en que ni siquiera lo pueden disimular. Así funciona esta sociedad. Gente que sólo ve su propia verdad y que crea mentiras para todos los que viven a su alrededor. Son una lacra para la sociedad, el cáncer de cualquier proyecto, de cualquier trabajo, de cualquier grupo que tiene ilusión, la cual se hace añicos por el poder manipulador de éstos, que viven alimentados de la envidia de los que, al menos, tienen deseos y ganas de seguir adelante. Cuántos directores, jefes y mandatarios se estarán aprovechando de estas situaciones, y lo peor es que los que están por encima lo ven y callan como bellacos, como dirían en los comics más disparatados...

lunes, 30 de agosto de 2010

EN CUALQUIER ESQUINA

No eran ni las dos de la tarde cuando decidió sentarse en el suelo de una esquina, un cruce de dos calles en las cuales los coches únicamente podían venir de frente, según la mirada de sus ojos. Lo único que buscaba en ese momento era un poco de sombra. Colocó la bolsa de viaje a su derecha y la mochila a su izquierda. Sacó el móvil del bolsillo y recordó que lo había desconectado al salir de casa. A pesar de la tentación, lo dejó apagado. Respiró profundamente (ya había perdido la cuenta de cuántas veces lo había hecho durante la mañana) y comenzó a observar cada detalle de su alrededor. Se dio cuenta de que era ignorado por la gente. Mucho mejor para él. Trató de buscar algún cartel que anunciara la existencia de un bar. No lo encontró. Tendría que caminar un poco más para encontrarlo. Nada más pensarlo le produjo pereza. Comenzó a sentirse aliviado por primera vez en lo que llevaba de día, así que empezó a notarse relajado, y cerró los ojos por un momento...


domingo, 29 de agosto de 2010

EL ALQUIMISTA DE LA LUZ

Aunque esperaba otro tipo de libro, no puedo negar que me haya gustado. Ambientado en la Francia del último tercio del siglo XIX, Jacques, el protagonista del libro, narra en primera persona el arte de crear vitrales para las iglesias y abadías, cómo aprende el oficio de su padre y de amigos de éste, y la manera en la que va encontrando nuevas técnicas para conseguir diferentes colores no inventados con el máximo aprovechamiendo de la luz. Movido totalmente por la fe, por lo que la Biblia nos quiere vender, Jacques va perdiendo dicha fe por una serie de desgracias que van ocurriendo en su vida y que termina recuperando gracias a que su trabajo, demasiado moderno y vanguardista para la época, se ve reconocido en ciertas esferas de la sociedad. El libro es ameno y rápido, el autor no se adorna con demasiadas florituras, si acaso alguna pincelada que peca de ingenua en un lenguaje quizá demasiado sencillo, incluso infantil, pero que consigue lo que yo creo que al menos pretende: que el libro se lea en tres o cuatro días de manera intensa o en un par de semanas si nos lo tomamos con más calma. Al final, en el último tercio del libro, la religión influye demasiado en el autor el cual recalca que pase lo que pase debemos de creer en Dios y que todo lo que pasa es porque Dios lo quiere así y no podemos hacer nada más. Creer en que después de la muerte nos espera siempre, pase lo que pase, una vida mejor. Creer en los milagros de los santos.

sábado, 28 de agosto de 2010

SAN AGUSTÍN

La verdad, para ser sincero, debo reconocer que tanto de pequeño como en mi adolescencia, nunca me gustaron las manzanas bañadas de caramelo de la Feria. Hoy en día reconozco que están buenas, pues me gustan las manzanas y el caramelo. Sí que me gusta y me gustó siempre el algodón. Las fiestas de un pueblo o de una ciudad se resumen en eso: salir y pasear, contemplar el disfrute general de la gente, montándose en los carruseles, comiendo en los bares de la feria, comprando turrones o bebiendo vino en los puestos habilitados para ello. Cuanto más grande es el pueblo, más cantidad para poder elegir, más casetas, más puestos; pero eso no implica mayor calidad ni el hecho de poder hacer mejores cosas. Terminamos haciendo lo mismo en todas las ferias. Es la nostalgia la que hace que sintamos vivir las fiestas de nuestros pueblos de manera distinta a las de otros pueblos que conocemos menos. Hice más de cien fotos del recinto ferial, de atracciones, puestecitos, casetas... ¿para qué? Pues no sé, simplemente por afición, por que es la feria que he vivido de chico, es algo que, de nuevo, nos transporta al pasado, y dentro de cinco años, de diez o de veinte, por algún dvd o cualquier tipo de disco que aún no se ha inventado, me encontraré una carpeta con la fecha de hoy. Y me gustará ver su contenido. Me emocionaré, recordaré momentos mejores, compararé... y quizá use alguna de esas fotos para una nueva entrada del blog, o para un cartel, o para un diseño... Además, sabré que el año 2010 estuve el día de San Agustín en mi pueblo. Lo que no sé es dónde estaré la próxima vez que vea estas fotos...

viernes, 27 de agosto de 2010

COMO UN NIÑO

Disfrutando, pero de otra manera distinta. Recuerdo aquellas noches de adolescencia, con amigos de la calle, cuando bajábamos aquella corta aunque muy empinada cuesta hacia el Paseo de Linarejos. Eran los días previos al comienzo de la Feria de Linares. Feria que comienza el 27 de agosto, un día antes del Patrón de la ciudad, San Agustín. Sentados en los bancos, esperábamos pacientemente, conversando con el pesado aire de verano, a que pasara algún camión cargado de cualquier carrusel preparado para ser montado en el recinto ferial colindante al Paseo. Alguna noche descubríamos, con sorpresa, que ya habían instalado más carruseles (que no columpios) de los que esa noche esperábamos. Al final, el 27 llegaba, y la tarde, roja de calor, pasaba lentamente hasta que llegaba la hora de la cabalgata de inicio de la Feria. Más tarde tocaba ver todas las luces de las calles y del recinto ferial, las atracciones, las tombolas, los puestos de turron y las casetas. Todo se convierte en monotonía. Hoy, un 27 de agosto más, descubrí que el Paseo de Linarejos es distinto, que el recinto ferial es distinto, que la cabalgata es distinta, que el alumbrado es distinto y que los recuerdos son los mismos. Hay quien dirá que es la evolución de los tiempos, hay quien dirá que se ha producido un estancamiento. Fuera como fuese, el 27 de Agosto empieza mi feria, y aunque ya sepa lo que me voy a encontrar, si no estoy al menos un día, sería como dar un nuevo pasa atrás y reconocer que me han vuelto a dar jaque. Así que no pensé en nadie, y mochila a la espalda y cámara colgada del cuello, me fui, saludé a quien me saludó, estuve con quien quiso estar conmigo y lo más importante: fui feliz. Fui como un niño.

jueves, 26 de agosto de 2010

A CÁMARA LENTA

O todo lo contrario. La necedad aparece distante y se acerca a la velocidad de la luz. Se me pasan los días como a cámara lenta. Siento cada vez más el vacío en mi interior. Y lo vuelvo a sentir de nuevo. Las lágrimas no quieren salir de su escondite por que se van a sentir tan vacías como el que las hace nacer. La vida se compone de ilusiones. El que tiene más ilusiones, tiene más ganas de vivir; si te quitan ilusiones, te quitan los deseos de continuar adelante. Choco por dentro. Una ilusión choca contra el tiempo, otra contra las imposiciones, otra contra la sinrazón... y si en el choque te estrellas, nunca saldrás a flote. Ahora sí. La melodía de una flauta que interpreta la tristeza hace mella en los latidos del alma. Me asomo a la puerta y apoyo la espalda contra la pared, contra la nada del silencio. mis ojos tiemblan, contemplan la luz de la bombilla y pienso en el viaje de un día aún por determinar. Mis ánimos flaquean, mis fuerzas se reparten entre el querer y el poder, y siento que mi vida tiene cada vez menos sentido. La flauta se apaga y con ella el poder de seguir despierto en cualquier momento que podamos imaginar. Es como si todo fuera a cámara lenta, tan lenta que cualquiera que se esforzara un poco me podría leer hasta la mente. Pero queda poca gente que sepa esforzarse en algo que realmente merezca la pena.
FOTOVIDEODESIGN

Nueva actualización de la web de fotografía. He añadido la explicación correspondiente en las galerías de Semana Santa 2002, Semana Santa 2003, Semana Santa 2006, Semana Santa 2007, Arcos de la Frontera, Sevilla, Cazorla, Crevillente, Marbella, Tarragona, Barcelona, El Escorial, Vilanova i la Geltrù, Campo de Criptana, Linares, Granada y Paisajes. Además, la nueva galería, con fotografías de la ciudad de Granada del año 2009 ya está terminada y subida. Espero que la disfrutéis tanto como yo al prepararla .Gracias. http://fotovideodesign.260mb.com

miércoles, 25 de agosto de 2010

AMAPOLAS EN EL MAR

Se sentía como aquella vez en la que vio el mar por primera vez. Desierta en su soledad. Yerma. Con una sensación de vacío imponente. Se sentó en el sofá del salón. Miraba indistintamente hacia la ventana y hacia la televisión. Encima de ésta un reloj marcaba las horas y los minutos. El minutero nunca avanzaba. Cada vez que miraba el reloj encontraba al minutero intacto. Es la sensación que produce la soledad. Es la sensación que produce el mar. Agua, barcos, y si hay suerte, tierra en el horizonte. Tanto el agua como los barcos, le infundían el mayor de los respetos. La lejana tierra era siempre una utopía. Cogió el móvil por instinto; pensó en volver a llamar, pero decidió esperar. Sólo habían pasado tres minutos desde su última llamada, y en tres minutos, el mundo permanece prácticamente quieto. Las amapolas, probablemente, seguirían sin poder crecer en el mar.

martes, 24 de agosto de 2010

AGUJEROS EN LA PARED

Renegando en las tinieblas del sinvivir. Intentando volver a ser lo que fuimos. Hoy, sin saber por qué, pude detener el tiempo apenas unos instantes. Me acordé de cuando mi mundo era mi habitación. Mi casa eran mis reglas y la calle, la selva. Y fueron los tiempos más felices. Aquellos en los que en una habitación, podía dormir, jugar, estudiar, merendar o escuchar música. Pensar, imaginar, inventar. El lugar donde tenía todos los sueños entre las camisas de mi armario, sueños guardados en los cajones, fusionados con las camisetas grises y blancas. Antes de eso, mi habitación seguramente sirviera para dormir. Y nada más. Después, sirvió para compartirla. Benditos hermanos. Mucho antes, ni tendría habitación. Quizá una simple cuna. Y con el tiempo, pasamos a compartir piso con estudiantes o compañeros de trabajo, a tener una habitación donde hacer cada tarea específica, pisos compartidos, habitaciones extensibles a cocinas y baños, y siguiendo con la evolución, una casa o un piso, por fin en propiedad. Nadie nos pregunta si es la evolución que queremos. Simplemente, es la que existe, y si decides cambiarla, tendrás que ser un bicho raro toda la vida. Mi habitación tenía un agujero en la pared, por donde escapaban mis sueños, buscaba mis amores y encontraba una salida al bullicio de la realidad. Y ahora me siento como si mi casa tuviera miles de estos agujeros, cada cual con un cometido y que, por mucho que intentemos tapar, seguirán existiendo mientras tengamos sueños que cumplir, mujer a la que amar, sensaciones por descubrir y vidas por recordar. ¿Para qué sirven los agujeros en las paredes? No lo sé, pero existen... Y yo no me fío de ellos, aunque no dejo de mirarlos. Quien sabe si por fin puedo atrapar algún deseo...
DE FERIA EN FERIA

Hoy prefiero guardarme mis pensamientos y madurarlos en estos días que se aproximan. Terminaron las fiestas del pueblo donde resido (que para lo pequeño que es el pueblo, demasiado...) y se acercan las de mi ciudad natal, que tampoco es que tenga especial ilusión pues casi me las conozco de memoria, pero lo de casa tira más. Como decía, hay días en los que es mejor callar y otorgar, dejar que el río de la vida siga su cauce y después, cuando se crea oportuno, actuar en función del caudal del mismo. Hablando en plan refranero, diré que hoy he aprendido que no hay dos sin tres, que perro ladrador, poco mordedor; y además, si está flaco, tendrá muchas pulgas; evidentemente, a quien madruga Dios le ayuda, pero que no por mucho madrugar, amanece más temprano; uno que particularmente me gusta es ese que dice que va tanto el cántaro a la fuente, que termina por romperse... ¿o no es así? Y para finalizar, uno rotundo, cuando menos en expresión: "A la quinta, va la vencida". ¿O era a la tercera? O quizá a la sexta... bueno, el caso es que la vencida irá, irá...

domingo, 22 de agosto de 2010

FOTOVIDEODESIGN

Cada vez que la web de fotografía tenga algún cambio, os iré avisando por el blog. He añadido mi información de contacto, así como una referencia a este blog en la página de inicio. Mi trayectoria y experiencia en cuanto a cámaras fotográficas la he incluido en la página principal de las fotografías, se quedaba muy vacía como estaba... y por último he añadido la explicación correspondiente (porque pretendo que cada galería lleve al menos una pequeña explicación del lugar y fechas en que se tomaron las fotografías, para que sepáis que cámara usé y mi nivel de aprendizaje-proyección de cada momento...) en las galerías de Madrid, Ciudad Real, Tablas de Daimiel, La Manga y Linares en la Noche. Ya estoy preparando una nueva galería, será de Granada del año 2009. Tengo ganas de ir poniendo galerías más modernas, ya que la última que preparé fue a partir de finales de 2007 .Gracias. http://fotovideodesign.260mb.com
EL MEJOR REGALO

Cuando alguien cumple años, quizá se pregunte cuántos más le quedan por cumplir. Quizá se se sienta más viejo cuando, en realidad, sólo ha pasado un día más. Quizá se muestre más nostálgico recordando mejores épocas donde los regalos eran más cuantiosos, más inesperados. Quizá preparaba una gran fiesta con los amigos en busca de un amor o, simplemente, pasar un buen rato. Quizá. Ahí reside la nobleza de las personas. En no esperar nada por nada, en disfrutar de lo que ya se posee. Quién sabe... igual un día me levanto de la cama el día de mi cumpleaños y me regalan una mirada atenta, de tonos azulados y verdosos, sorprendida, con una mueca amagando una sonrisa. Una mirada dulce, de ojos abiertos. Una mirada de un bebé, de un niño. O de una niña. Una simple mirada. Simple. Sin más. Una mirada. El mejor de los regalos. No hace falta exteriorizar los sentimientos para demostrar que somos sensibles. El llanto que a algunos les reblandece el corazón, a otros nos lo va conviertiendo en una piedra cada vez más dura. Da igual; las piedras también se pueden romper. Felicidades a los que hoy cumplen años y pueden disfrutar del mejor de los regalos.

sábado, 21 de agosto de 2010

CUANDO TE VI NACER...

Cuando te vi nacer, me sonrojé. ¡Cómo si fuera la primera vez que te veo nacer! Acudiste a mi llamada, y yo intenté avanzar. Anhelaba tocarte y tenerte entre mis manos. ¿Te imaginas? Rodeado del azul que existe tras las nubes, me susurraste tu existencia al oído. Nadie me cree. Estamos por estar, somos por ser, morimos por vivir. El castigo eterno. La existencia de la fuente de la juventud. Fue cuando aquella maldita alambrada me impidió avanzar. Intenté destrozarla con un cuchillo inexistente entre mis labios, con la sangre que brotaba a borbotones de mis venas. Limpias como el cristal, entonces decidí dibujar mis recuerdos en un libro. La maldita alambrada volvía a estar donde siempre estaba, esperando a que cometiera un nuevo error. Seguiré sin avanzar mientras tú te molestas en volver a nacer una y otra vez, y otra, y otra... creo que aún no te has enterado de que lo único que quiero es ser feliz contigo. Todo lo demás, será simple destrucción. Y si la destrucción fuera un nombre propio, no querría ver nuestro futuro. Recemos para que siempre quede algo del pasado...

viernes, 20 de agosto de 2010

FOTOVIDEODESIGN

Hace unos 3 años comencé un proyecto que me ilusionaba bastante. Quería mostrar al mundo mis fotografías. Simplemente era eso. Me regalaron un dominio, pero dicho regalo sólo duraba un año. Y aquél año comencé a estudiar y apenas pude subir la mitad de las galerías que tenía preparadas para compartir con todos los internautas. Hace unos días decidí retomar el proyecto. No busco realizar la mejor página web del mundo. Podría haber usado mejores programas de diseño web y mejores técnicas; pero ese no es el objetivo. La web cumple con lo que quiero y con lo que necesito, y eso me basta. Estos días he estado preparando todas las galerías que tenía incompletas y la web ya está funcional, con menos tiempo y esfuerzo que por aquel entonces. Pero tres años son muchos teniendo en cuenta que son casi 1000 días en los cuales he ido realizando más fotos, incluso con cambio de cámara incluido. He de decir que igualmente, he tardado un tiempo en buscar un servidor (host) gratuito donde alojar la página que me convenza(siendo gratis, ninguno convence, pero bueno...). También me gusta el diseño y el vídeo, quizá grabe algún corto y lo suba, y seguramente tendré que poner otra columna de galerías fotográficas y ampliarlas hasta casi el infinito. Tengo nuevas fotos de Linares, Granada, Malta, Francia, Sicilia, Túnez, Almería, paisajes nuevos, más de Semana Santa, fotografía artística, callejera... todo a su tiempo, amigos. Por el momento, mejoraré algunos aspectos técnicos en días sucesivo e iré revisando mis 'dvds' de fotos para preparar nuevas galerías. Avisaré los nuevos cambios en este vuestro blog. Espero que os guste la fotografía... y como ya dije una vez, busco modelos, me encanta el retrato y apenas he tenido oportunidad de practicar este arte fotográfico...

Aquí tenéis la web, y recordad, paciencia si a veces va lenta, que el servidor es gratuito (de momento...):
http://fotovideodesign.260mb.com
A SOLAS CON RACHELLE

"Rachelle es una persona alegre, al menos es la sensación que siempre transmite. Casi nunca puedes saber cuando está bien o cuando está mal. Apenas le falta esa sonrisa que otras personas no son capaces ni siquiera de poder esbozar. Allá por donde va, siempre reparte optimismo, siendo capaz de levantar el ánimo de cualquier persona... excepto el suyo; lo malo es que, de eso, es muy difícil darse cuenta. Comunicativa como la que más, habla con cualquiera por muy tímida que sea. Siempre tiene algo que contar. Responsable y comprometida con sus obligaciones, lo primero, para ella, es lo primero. Se sacrifica por quien sea, sin importar el grado de amistad que tenga con esa persona, sin importar si a veces esa persona le ha hecho algún mal. Ella no mira esas pequeñeces. Por eso, puedo asegurar que es difícil encontrar a alguien con el corazón como el de Rachelle. Embaucadora y pícara, a la vez que ingenua y transparente, si te miente al momento se lo notas. No sirve para eso. Pero es que no le hace falta tampoco mentir, porque se puede ver a través de Rachelle igual que se ve a través de un cristal. Es tan frágil como un jarrón de porcelana china. No es difícil hacerle daño, más aún si la conoces y sabes cómo hacérselo. Pienso que no debería ser tan ingenua, que no debería de fiarse de tanta gente. Tan natural como la luna llena de verano, como la nieve en diciembre o las flores en primavera, Rachelle nunca piensa en el daño que le pueden hacer los demás. Se deja guiar por su instinto y a veces, pasa lo que pasa. Confía demasiado en quien no debe y deja de confiar en quien debe, pero eso es por su propia naturaleza.

Rubia. De ojos claros y suaves pestañas. De colores débiles y embaucadores olores, los labios van de acuerdo a su estado de ánimo. De sonrisa triste y labios grises y poco marcados. A mi me gusta el rojo. Ya lo sabes. Pelo largo o semilargo, de mil formas, según te apetezca... pero siempre rubio... o negro en la oscuridad de tu habitación. Siempre elegante. Siempre guapa. Y la luna... en tu mirada la tengo; por eso cuando está nublado, me hace falta verte más de lo normal. Odio los días nublados."

Este texto lo escribí hace unos 8 años pensando en alguien que me gustaba. El pasado no se puede cambiar, pero por eso mismo tampoco debemos de esconderlo. El caso es que esa chica me recuerda a una tal Rachelle... evidentemente, únicamente he modificado el nombre de la chica por el de Rachelle. Es lo mágico de la lectura; que luego cada uno forma sus imágenes acerca de lo que lee. Por eso no me suelen gustar las películas basadas en libros. Simplemente, hoy quería rescatar este texto del olvido. Mañana, si hay suerte, podré indicaros ya la web que estoy preparando con mis fotografías...

jueves, 19 de agosto de 2010

UN MINUTO DE MI ETERNIDAD

Me encantan las fortalezas y los castillos, las historias mediavales, las luchas entre caballeros armados buscando a sus princesas, enfrentándose a los dragones y combatiendo la magia, casi siempre usada para vivir el mal. Las historias de épocas pasadas existen en nuestra imaginación, pues es el lector el que imagina el mundo que se le intenta narrar. Daría un minuto de mi eternidad por estar toda una vida abrazando la locura de la magia y de la fantasía. Esa que siempre ha existido, pero que no todos saben ver o reconocer cuando contemplan un castillo, un pueblo, una aldea, la corona de un príncipe o el beso de una princesa. Una vez tuve un sueño leído en forma de poesía: ser princesa prometida, luchar por lo que más quiero, ser el último o el primero en buscar una nueva vida, que sin ti mi dios no existe, que contigo tu dios renace, que el que lucha, vive y nace, y a estar sin ti no resiste. Dicen que también me defiendo con la poesía, pero ni de lejos soy poeta; si acaso, lector de día y por la noche, escritor mediocre, y si tú me respetas te regalo mi alma lenta. Un minuto de mi eternidad es un lugar mágico en el que dicho minuto se convierte en pocos segundos mientras te dejas llevar por la pluma de una dama que escribe con los ojos cerrados porque abre tanto su corazón que vislumbra hasta al más ciego que quiere pasar dicha eternidad con mi dama predilecta. Mi eternidad se hace pequeña al lado de tu minuto, grande como el océano, llenos de sentiemientos como la madre que acaba de tener un hijo. Felicidades. Danos más minutos de esos que tú sabes... le eternidad será entonces más corta.

martes, 17 de agosto de 2010

ZANCADAS CORTAS

Cuando dos personas quieren andar a la par, pero están acostumbradas a caminar a ritmos distintos, ambos deben de poner de su parte. El que camina demasiado rápido debe frenar y caminar lo más lento posible. El que camina más lento debe esforzarse para mantener un ritmo más vivo. Porque el que va más rápido no quiere ganar y el que va más lento no quiere perder. Sin embargo, a veces es imposible mantener un ritmo tan lento como la persona lenta pretende. Y cuando no se puede, no se puede.

No sé muy bien a dónde quiero llegar hoy exactamente. Lo único que pretendo decir es que la vida se compone de ritmos. Nos podemos esforzar en tener un ritmo para ir acorde a otras personas, pero esas personas también se tienen que esforzar para seguir nuestro ritmo. Y si no se puede seguir el ritmo, ya sea por ser demasiado rápido o demasiado lento, no pasa absolutamente nada mientras sea respetado. Lo importante es llegar a la meta, y esa es la sensación que me da... que hay gente que no quiere llegar a la meta. Si no fuera así, no existiría el deporte, porque el que sabe que va a perder no competiría, y esto no es así. Como se suele decir, lo importante es participar. El que no quiera participar, que se vaya, los demás tendremos más espacio...

lunes, 16 de agosto de 2010

BELLEZA Y ARTE

Cuando hablamos de belleza y de arte, nos pasa como cuando nos preguntamos qué es lo que fue primero: ¿el huevo o la gallina? No sé si el arte implica contemplar un determinado tipo de belleza o si la belleza lleva en su propia definición la palabra arte. Lo que sí creo saber es que todo aquello que yo sería (o soy) realmente incapaz de hacer se podría considerar arte, y éste, por el simple hecho de serlo, debe de ser bello, independientemente de si la poesía, la pintura, la escultura, etc... nos parezca fea o bonita.

Hoy, cuando me queda únicamente un día de vacaciones, pues el miércoles volvemos a la faena, he decidido retomar un proyecto que empecé hace dos años y tuve que abandonar a los pocos meses. El proyecto no es más que una página web con mis mejores fotografías, videos, diseños y puede que algunos textos y también, por qué no, cosillas relacionadas con la informática. Tras descubrir algún que otro programa interesante para hacer webs y encontrar un host gratuito donde alojar la web, espero llevar el proyecto a buen puerto, al igual que en su día me propuse con este blog, y así publicitarme un poco como fotógrafo u otras profesiones, que con los tiempos que corren, seguramente me vendrá bien. Todo a su debido tiempo, espero que en unas semanas la web sea "digna" de ser mostrada y os enteraréis de su dirección en este mismo blog.

Puedo tener cerca de cincuenta mil fotografías y muchos diseños y hoy, buscando fotografías para el blog, me encontré con el arte y la belleza que contemplé en aquel crucero que realicé hace ya más de dos años. Esculturas en los alimentos. Lo mismo da esculpir en piedra que en comida. Figuras de hielo, en mantequilla, en sandías, pasteles que parecen cuadros... sinceramente, yo no sería capaz de hacerlo (me defiendo en la cocina, pero nada más...) y espero que en mi nuevo proyecto pueda poner algunas de estas fotografías y de todas y cada una de las ciudades en las que he estado.


domingo, 15 de agosto de 2010

MUCHOS MOTIVOS PARA VIVIR, UN MOTIVO PARA MORIR

El menosprecio se resume en dos actitudes o sentimientos. Por un lado, la superioridad. Por otro lado, el egoísmo, acompañado por tres gramos de envidia. Es mi forma de pensar. Pienso que aquellos que únicamente piensan en sí y que además se creen superiores a los demás (me da igual el motivo), si además sienten cierta envidia (simplemente porque eres distinto a ellos y te ven feliz), menospreciarán a quien se les ponga por delante en cualquier lugar y/o momento. De todas formas, para mi no es preocupante. Aquellos que desprecian algo, en cierto modo, tienen desprecio a la vida en sí. El menosprecio se ve en los ojos de las personas a una distancia alarmante. El que vive quiere ser feliz, gozar de una buena comida, tener un amor para toda la vida, disfrutar de la compañía de sus seres queridos, leer un buen libro, beber un buen vino... el que vive quiere hacer muchas cosas, y no tiene, por tanto, tiempo de menospreciar a nadie. No tendría tiempo, no podría ser feliz pensando en cómo amargar la existencia de los demás. Sin embargo, el que muere, sólo quiere una cosa: dejar de vivir. Y mientras tanto maneja el arma que mejor sabe manejar: el menosprecio hacia aquello que, simplemente, o no le gusta, o no lo entiende.

sábado, 14 de agosto de 2010

PRINCIPIOS BÁSICOS

Todo aquello que a tí te hace feliz, no tiene por qué hacerme feliz a mi. Todo aquello que a tí te gusta, no tiene por qué ser lo que me guste a mi. Todo eso que tú deseas no tiene por qué ser lo que yo deseo. Y lo peor es que, además, me da la sensación de que tratan de convencerme de que lo mío no vale nada y lo de los demás sí, que lo mío no tiene fundamento, que es algo trivial, y que en lo de los demás está el verdadero sentido de la vida. A veces ocurre que vamos a sitios donde no queremos ir por el simple hecho de que otros quieren que vayamos; es una forma de mostrarnos su falsa felicidad, un esfuerzo para que los demás seamos felices donde en realidad no lo somos, hagamos cosas que para ellos son buenas y que, por tanto, a todos, forzosamente, nos tienen que gustar. La intolerancia está por encima de la razón, la incomprensión se apodera de la visión ciega de estas personas que tratan de imponer, imponer, imponer, por que sí, sí y sí. Después vendrán los problemas y nos pedirán más tiempo y más tiempo para estar con quien tenemos que estar, cuando ellas mismas no quieren ni ser... Si por un lado me roban tiempo, por otro lado no lo voy a regalar... De todas formas, esto en un nuevo punto y aparte. Y no sé si existe el punto y final y qué forma tendrá... lo que sí se es que el primer principio básico es el RESPETO, y estoy empezando a pensar que muchas personas desconocen el significado básico de esta palabra...

viernes, 13 de agosto de 2010

ALGO RETORCIDO

Tan retorcido como la madre naturaleza nos presenta sus creaciones cuando menos te lo esperas. Mentes calenturientas que aprovechan cualquier situación para meter aún más el dedo en la llaga. A veces creo que no sirve de nada ser tan condescendiente y que debería ser más egoísta de lo que soy. Y no estoy diciendo que lo sea, me basta con asumir que ciertas personas lo puedan creer. Personas con la lengua muy larga y la mente muy corta, que no hacen más que alargar los impactos de su propia sombra y que se piensan que somos los demás los que debemos mejorar para estar en perfecta armonía con ellos y con la naturaleza... Craso error. El hilo es fuerte y puede aguantar muchos tirones, pero sigue siendo un hilo. Basta un simple corte para eliminar cualquier tipo de unión entre ambas partes. La naturaleza se encarga de avisarnos, de mostrarnos lo cruel y retorcida que puede llegar a ser en toda su magnificencia. Nos basta con observar, vacilar, recomponer, destruir, aprender... y seguro que llegamos a ser unos magníficos alumnos. Mientras tanto, los que no queremos aprender lo negativo, por fuerza se empeñarán en que tampoco aprendamos lo positivo. Ahí está el equilibro: en la mitad; y no en el medio, como otros creen...

jueves, 12 de agosto de 2010

UN GRANO DE ARROZ

Pues sí, esto es un grano de arroz. La verdad es que, sin ser una fotografía espectacular, las pruebas que he hecho estos últimos días con un objetivo macro prestado por un amigo, al cual agradezco el acto, debo reconocer que me ha gustado y estoy pensando en comprarme un objetivo similar donde pueda hacer fotografías a bichillos y cosas parecidas donde se puedan apreciar hasta los pelos en las patas de las moscas. Lo difícil va a ser que la mosca se esté quieta para que yo pueda hacerle la foto. A quien le guste la fotografía, creo que es un paso más en esta apasionante carrera de aprendizaje en la obtención de imágenes originales. Tengo un objetivo más o menos decente con un buen zoom, con un buen angular que me permite no tener que alejarme mucho para pillar fachadas o grupos de personas grandes enteros y ahora he pensado en el objetivo macro, tras cambiar hace unos meses el cuerpo de la cámara. Si no, de qué iba a poder acompañar cada entrada de mi blog con una fotografía. Me lo pensaré y después veremos si cae un flash potente o un teleobjetivo para poder fotografiar objetos desde muy lejos como si estuviera muy cerca.

miércoles, 11 de agosto de 2010

EL PUZZLE DE JESÚS

Cuando comencé a leer este libro, sinceramente, esperaba otra cosa. Y no estoy diciendo que el libro sea malo, quizá demasiado adornado; excesivamente largo para lo que cuenta. Y al finalizar el libro, no queda demasiado claro si intenta convencernos de la existencia de un Jesús, de un Cristo físico, o más bien de una invención que desde el siglo I nos están intentando "colar" de un Jesús que en realidad no existió físicamente, sino únicamente de manera espiritual. El autor escribe una novela basándose en una tesis que realizó sobre la existencia de Jesús, y en la primera parte del libro se pierde demasiado en la forma de explicar y narrar; en mi opinión, demasiada filosofía en las primeras doscientas páginas del libro, en las que mezcla sus teorías de los evangelios y las epístolas que nos hablan de la existencia de Jesús con una poca atractiva idea de crear una especie de secta que cree únicamente en la evolución y no en la razón. La segunda parte del libro aclara un poco el argumento, existe una historia más real y el autor consigue mezclar mejor la forma de explicar sus teorías sobre la no existencia física de Jesús con un argumento más ameno y entretenido, sin perder de vista la explicación de la teoría de que el Jesús que realmente vino a la tierra a salvarnos de nuestros pecados en realidad sólo vino en la mente de los creyentes de la época. Pero no nos engañenos, aunque el final es algo inesperado y hay ciertas fases en las que el libro llega a enganchar ligeramente, por lo general se me ha hecho algo pesado con algunas fases en las que el libro se sumerge demasiado en teorías demasiado complejas y profundas. Podría haber sido un libro más ligero, ameno y cercano al público. Aún así, intentaré leer más libros de temática parecida...

martes, 10 de agosto de 2010

TIEMPOS SIN DUEÑO

Todos tenemos el mismo tiempo para hacer las mismas cosas. Otra cosa es que dicho tiempo esté organizado de la misma manera para todos y cada uno de nosotros. Aproximadamente, podemos decir que todos tardamos más o menos lo mismo en comer, en dormir, en trabajar y en las tareas diarias. Estos tiempos son dueños del reloj, son obligaciones y responsabilidades inevitables para la gran mayoría de nosotros. El resto del tiempo es tan valioso como el oro. Deberíamos dedicar algo de tiempo en pensar en qué gastar este tiempo tan preciado y del que todos deberíamos ser los únicos dueños y decidir su uso exclusivo. No es culpa de nadie que cada uno no sepa organizar de manera correcta el tiempo de ocio. La mala organización del tiempo libre de una persona puede implicar el gasto innecesario y egoísta del tiempo de los demás. A eso me refiero cuando hablo de tiempos sin dueño. Minutos exclusivos de cada uno, libres de aprovechar por cada uno y libres de ser por los demás. ¿Se pueden compartir dichos minutos? Evidentemente... pero siguen siendo libres...

lunes, 9 de agosto de 2010

UN LARGO VIAJE

No sabemos hacia dónde nos dirigimos. Seguramente, tampoco conocemos el lugar de origen. Sin origen y sin destino. Bajo un cielo anaranjado y grisáceo, con un sol brillante y achatado que siempre nos acompaña por encima de nuestras cabezas... es cómo pedalear sin cadena, sólo podríamos avanzar cuesta abajo. Cualquier viaje inesperado es largo, cualquiera que sea el destino. Cualquier viaje imprevisto se hace casi infinito, y cuando miramos el horizonte, anhelamos llegar hacia allí, al lugar donde nos alcanza la vista pero nunca nos alcanzarán los deseos. El horizonte es inalcanzable, irrespetuoso con los viajeros, con los emigrantes, con los peregrinos. Evocador de recuerdos marchitos por el tiempo; planificar los viajes, buscarlos, vivirlos, disfrutarlos, se hace bastante difícil cuando el destino nos cierra las puertas de una manera... tan ingénua; por decirlo de alguna manera... A veces pienso que no pensamos nuestros actos hasta que no valoramos las consecuencias, y que no nos hace falta absolutamente nada para no hacer las cosas que nos gustan: nosotros mismos nos buscamos los problemas. Lo que sí es cierto es que tetas y sopas no caben en la boca, y al final pasa lo que pasa; unos por ser demasiados permisivos y otros por ser algo cabezotas. Incompresivos, cuando menos. Y ahora que lo pienso, el primer paso debería ser el saber pedalear juntos, aunque sea cuesta arriba...

domingo, 8 de agosto de 2010

UN INSTANTE ATEMPORAL

No hace tanto tiempo de aquello y parece una eternidad. Podríamos definir un instante atemporal como una sucesión de momentos claramente identificados en el tiempo de la memoria. No hay víctimas, ni tampoco beneficiados. Simplemente malos recuerdos. Recuerdos que dicen que caen en el saco del olvido; no podría estar más en desacuerdo: precisamente gracias a esa palabra son recordados. Las razones o causas pueden ser diferentes, pero mientras las consecuencias sean las mismas, poco importa. Un instante sin aquello que quieres, que necesitas o que buscas, puede ser una eternidad; pero todos queremos más de una cosa o necesitamos más de una cosa al mismo tiempo, y es esa suma de instantes las que nos hace más endebles a la incomprensión humana. Volvemos, por tanto,al egoísmo centralizado en un único ser, al egoísmo que todos queremos esquivar y que, al hacerlo, nos hace tener que elegir entre todas aquellas cosas que queremos, buscamos o necesitamos. Intento no ser egoísta de la manera más fácil que tengo de ver la realidad: procuro que los demás no tengan que elegir a renunciar a algo que quieren por mi gran culpa. Espero que los demás también estén haciendo eso conmigo. Mientras tanto, seguiré buscando instantes que me hagan feliz, pues son los únicos que me interesan...

sábado, 7 de agosto de 2010

NOCHES DE VERANO

Todas las noches de verano tienen algo en común: el calor. No siempre fui mal estudiante. Casi ningún verano de mi adolescencia tuve que estudiar. Sólo aquellos últimos dos o tres años del BUP y el COU. Una vez en la informática, no tuve mayores problemas. Ayer fue un mal día. Haciendo limpieza, en un momento dado, el ordenador decidió no arrancar. Antes era todo más fácil. Cuando pasaba algo de esto, por alguna maldita DLL o alguna entrada incorrecta en el registro, instalabas el Sistema Operativo de nuevo "encima del instalado" y andando. Me ha pasado con el 98 o con el XP y nunca he tenido problema. Ahora con el "supermegawindowsiete" te sale un "gran programa" que después de esperar media hora te comunica que el ordenador no va a arrancar y punto. La experiencia hace que, a estas alturas, no me ponga nervioso. Sé lo suficiente como para tener Linux instalado, entrar desde Linux en las particiones Windows y poner a buen recaudo los datos de la partición principal de Windows que es la que toca formatear. Porque las demás ni siquiera van a ser tocadas. Sólo he perdido una tarde, una noche, y una mañana, unas ocho horas instalando software. Y he ganado velocidad en mi Windows recién instalado, algo es algo...

Aquellas noches de verano se sacaba una silla a la puerta, después de cenar, y se sentaba a ver pasar la gente. La soledad hace que seamos capaces de ver cosas que ni nos podíamos imaginar. Además, no tiene por qué estar ligada a la tristeza. Simplemente es una forma de abrir más los ojos. Las noches que yo me sentaba con él, sin importar mi edad, quizá lo estaba distrayendo de sus pensamientos. Quizá buscaba esa soledad. Sin embargo, siempre le daba alegría cuando salía a estar un rato con él. Aquellas noches en las que la informática era una quimera y la luz únicamente servía para alumbrar. Al pasear ahora por mi pueblo adoptivo me doy cuenta de que aún hay gente que sigue saliendo en las noches calurosas del verano a buscar la soledad de las farolas en las puertas de sus casas. Deberíamos ser como los insectos, que su única meta en esta vida es poder alcanzar la luz... o quizá ya seamos como ellos.

jueves, 5 de agosto de 2010

LA SEÑORITA AMALIA

El COU no me lo saqué porque desde tercero de BUP no me explicaron nunca bien la Física y la Química. Aún así, en tercero aprobé esta asignatura, que comprendía ambas materias, pero suspendí Ciencias y me matriculé en COU con las Ciencias de tercero sin aprobar. En COU tenía siete asignaturas, además de las Ciencias de tercero, y totalmente desmotivado, aunque esforzándome al máximo (y a mi manera) obtuve todo un récord. Siete de siete... suspensos. Pleno. En el segundo trimestre me decidí a estudiar FPII de informática, para lo cual necesitaba aprobar la asignatura de Ciencias de tercero. Exceptuando dicha asignatura, que en COU no llegué a suspender, me quité la presión y empezaron a llegar los buenos resultados. Las asignaturas de COU eran Matemáticas, Física, Química, Lengua, Inglés, Dibujo y Filosofía. Remonté el vuelo en Inglés, que siempre se me ha dado bien, y en Matemáticas, que también me he defendido bien. Toda materia con un buen profesor y unas explicaciones concisas tendrá asímismo buenos estudiantes. En el tercer trimestre me quedaron tres... o quizá debiera decir dos. No conseguí aprobar ni la Física ni la Química. Era obvio. Todavía recuerdo aquella profesora de muy baja estatura, con gafas anchas, pelo blanco y bata recortada que impartía la física... o era la química, no recuerdo. Da igual: se explicaba como un libro cerrado. Pero a quien no puedo olvidar es a Doña Amalia (o era Amelia...) que, tras entregar la nota de junio me encuentro con que yo había aprobado su asignatura: la Lengua. Y con buena nota, al igual que el Inglés, el Dibujo y las Matemáticas. Sólo sufrí en Filosofía. Al ver mi examen aprobado le protesté el suspenso que me había puesto, y su respuesta fue rotunda: "Te suspendo para que, el próximo curso, en vez de repetir COU con dos asignaturas, repitas con tres y así no te aburras tanto". En COU, si suspendías más de tres asignaturas, repetías el curso entero, pero si suspendías tres o menos, te podías matricular sólo en aquellas que no habías conseguido aprobar. Dieciocho años después de aquello, cuando ya ni existe aquél descampado que utilizaba para ir al instituto, esto es sólo una anécdota, pero en su momento me dolió (vamos, una putada en toda regla), no por el hecho de suspender una asignatura que, al fin y al cabo, estaba aprobada, sino por la forma en que sucedió y que, sin ningún tipo de acritud hacia aquella profesora, me pregunto qué es lo que en realidad intentaba conseguir con no darme el aprobado. De hecho, me sigo preguntando si esperaba tenerme como alumno al siguiente curso académico en el cual, como estaba previsto, no aparecí por aquel instituto pues ya tenía otros planes de futuro decididos. Aún así, sigue sin ser lo mismo decir que tengo el COU terminado a falta de tres asignaturas que a falta de dos. Cuando menos, redujo mi estima hacia ciertos profesores mientras que consiguió aumentar mi autoestima...

miércoles, 4 de agosto de 2010

FANTASMAS Y SOLEDAD

La inspiración a veces llega tan tarde que ni nos damos cuenta. Es lo que tiene estar demasiado distraído. No voy a entrar ahora a valorar si creo o no creo en los fantasmas. Cuando era pequeño, vivía en una casa antigua. Reformada, pero antigua. Y grande. De tal tamaño que, a pesar de construir en el patio un salón, un comedor, un pasillo, tres habitaciones, una cocina, un trastero y un aseo, quedó patio y además pudimos tener terraza. La parte antigua tenía, además, tres dormotorios más, un cuarto de estar y otro gran pasillo, antesala del zaguán que daba a la calle. Cruzando el patio teníamos otro baño y otra cocina, aunque de "personas mayores"... Si mi memoria no me traiciona, ni tampoco la edad de aquella época que era lo suficientemente pequeña como para ver las habitaciones demasiado grandes, allí me creía rodeado de fantasmas por todos lados. En la parte vieja de la casa, siendo yo un crío, murieron dos tías de mi madre, un tío de mi madre y su propia madre, es decir, mi abuela. ¡Como para no creer en fantasmas! Desde entonces tengo la costumbre de encender toda luz por donde mis pies tienen que caminar si la habitación o sala en cuestión está a oscuras. Nunca he visto un fantasma ni espero verlo jamás, y si los viera, sólo deseo que sean espíritus benignos que vienen a ayudarnos. Porque sustos ya tenemos bastantes todos los días simplemente con vivir. Ciertamente, considero que no hay mayor soledad que la del fantasma, que nunca nos los presentan acompañados ni alegres... es posible que algunos empiecen a ser fantasmas ya en vida, cuando entran en cierta edad y se amargan por todo, a pesar de que algunos estamos ahí para intentar ayudar. Pero el fantasma no suele aceptar ningún tipo de ayuda. Espero no tener pesadillas esta noche.

martes, 3 de agosto de 2010

UN FUTURO INCIERTO

Pensando en el futuro, una vez más, me vuelvo a acordar del pasado. Engaños que son verdades, apariencias visibles y actos de rebeldía sobre aquello que, de alguna manera, intentamos no mostrar. Tan imposible es conocer el futuro como cambiar el pasado. Me encuentro con ganas, pero resignado a un futuro que se volverá a parecer a mi pasado... cuando menos a mi pasado reciente. Si rechazo lo que tengo, me arriesgo, a muy corto plazo, a cambiar demasiadas cosas en mi vida. Si decido descansar por las tardes, quizá tuviera la suerte de encontrar el filón lucha tras lucha, pelea tras pelea. Pero como dije antes, demasiado arriesgado. Me pregunto qué o cómo sería la vida en la época medieval, donde los ricos vivían encerrados en el lujo de los castillos y los pobres despreciados en sus míseros trabajos. Y me pregunto si ellos tendrían las mismas preocupaciones que las que tenemos en el siglo XXI. ¿Y si pudiera escribir un best-seller, y otro, y otro...? ¿Y si pudiera desarrollar un software prestigioso para las empresas? ¿Y si pudiera realizar una exposición fotográfica, o grabar un corto cinematográfico y conseguir la fama? El futuro son sueños que mueren cuando morimos nosotros porque el presente se encarga de que estemos siempre despiertos. Y al dormir, nos acordaremos del pasado.

lunes, 2 de agosto de 2010

UN ALMA LIBRE

Grande. No se me ocurre otro adjetivo para calificar a mi amigo MAG. Como le dije en la carta que le escribí, su cuerpo está prisionero, pero su alma está libre. Libre de ser, de pensar, de estar orgulloso de quien es, por su familia y por sus amigos, que lo apoyan en cada momento. En apenas una semana me ha contestado y a pesar de las circunstancias, ha conseguido sacar leves sonrisas de mis labios, con anécdotas, recuerdos y esperanzas. Nada más leer el encabezado de su carta, MAG se hace presente en su forma más natural de ver las cosas. Ha sido una carta extraordinaria. Parecía que lo tenía delante. MAG es así, inconfundible, único, con sus defectos, con sus virtudes... ¿y quien no? Pero sobre todo, con su inocencia, esa que siempre va por delante de él, pregonando que pasa lo que pase, no lo van a cambiar, va a seguir siendo él mismo. Pase lo que pase, MAG siempre será MAG...nífico. Se te echa de menos, pero no me refiero a nadie en concreto, sino a un pueblo entero que sabe que la ley no es igual para todos y que tarde o temprano, todos pagan las mentiras... y nadie va a ser menos con el paso del tiempo. Ánimo y a por la siguiente carta. Esta vez prometo tardar menos.

domingo, 1 de agosto de 2010

EL CHICO DE LOS "PORQUÉS"

Había una vez un muchacho que a todo lo que se le ocurria preguntaba el por qué. ¿Por qué no cenamos en casa de la abuela? ¿Por qué no te gustan los tomates? ¿Por qué no vamos mañana a comprar un nuevo televisor? ¿Por qué...? ¿Por qué...? La familia del muchacho estaba empezando a preocuparse ya que, un niño, es normal que pregunte pues está en edad de conocer, pero un chaval adolescente ya debe de comprender ciertas cosas y no preguntar tanto, sino reflexionar por sí mismo las posibilidades y las opciones que la gente tiene por delante. Un día, cuando el chico hizo otra de sus típicas preguntas, su hermano le contestó que si por una vez, no se podía parar un poco a pensar cuál podría ser la posible respuesta antes de lanzar la pregunta, y que escrutara cada una de las posibles opciones que se abrían ante su pregunta. El chico se quedó con la mirada extraviada y la boca entreabierta, como intentando comprender lo que estaban intentando decirle. Y sólo tardó unos segundos en preguntar: ¿por qué? Una vez más, tocaba resignarse. Cualquier intento de que su hermano comprendiera, iba a ser inútil, ya que éste nunca iba a tener dos dedos de frente para entender lo que, quizá, seguramente, estaban intentando que comprendiera: que nadie es dueño del tiempo de nadie. Pero es que hay cosas que son imposibles de comprender para el chico de los "porqués", aunque le abran la cabeza con un hacha y le metan las ideas dentro de la misma por la fuerza...