jueves, 22 de julio de 2010

UN LUGAR PARA NACER

Nacemos en un lugar muy concreto para luego vivir en otros lugares muy distintos. Aquí nací yo, según mi madre. Aprovechando que estoy pasando unos días en mi tierra, partí en busca de un poco de diversión con una de mis pasiones: la fotografía. Me he llevado una decepción al ver que, el antiguo hospital, hoy uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad usado para otros menesteres, no tenía la iluminación que debiera. Desconozco el motivo, pero no desfalleceré en mis intentos. Además, hoy la luna acompañaba e invitaba a ser fotografiada junto a cualquier monumento. Al final, no me ha quedado otra que confiar en mi pulso (a veces me da buenos resultados) y al llegar a casa y ver las fotografías, debo reconocer que hay alguna interesante. Esta en concreto salió algo clara, así que se recurre al photoshop y sin problema, me ha quedado hasta algo tétrica. Aprovecho para decir que los consejos se dan para ser seguidos, y que un consejo no lo da un enemigo... así que a buen entendedor... Procuraré seguir todos los consejos que voy recibiendo y creo que el primero (y muy bueno) es hacer de este blog una afición, un hobby, y que no se convierta en una obsesión. Bueno, pues por algo se empieza. De todas formas, si no escribo a diario, como que me falta algo... pero ya no me preocuparé si se queda algún día suelto sin escribir. Espero seguir recibiendo buenos consejos, y espero poder seguir leyendo todos los blogs que creo que merecen la pena, aquellos que sigo con asiduidad (espero no haberme inventado un "palabro"...).

2 comentarios:

  1. No entiendo mucho de fotografía, pero esta me parece bastante buena. Con respecto a su aspecto tétrico, he de reconocer aquí en petitte comité que personalmente me encanta ese aire gótico que transmite, quizás muy apropiado para un antiguo hospital (aunque hoy sea utilizado para otros menesteres).

    Es agradable ver cómo el llamado de la escritura tira por uno, curioso ¿verdad? Y es que cuando uno empieza a garabatear ya no puede dejarlo... ejjeje sí, sé lo que se siente.

    Escriba querido amigo ( perdón, debo tutear, lo sé, pero es costumbre de dama victoriana guardar el protocolo jeje) siempre que los demonios de su interior bullan por salir.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Sólo me queda aprender a contar historias y mezclarlas con los sentiemientos siempre que sea oportuno. Aunque creo que en estos 8 meses de blog ya me he sacudido un poco el sentido del ridículo que siempre se tiene al rechazo de lo que uno escribe.

    De todas formas, ya tengo tu blog en el que fijarme a la hora de narrar historias.

    Saludos.

    ResponderEliminar