martes, 22 de junio de 2010

SER O NO SER

No siempre necesitamos saber quienes son como quieren ser. Quien oculta su verdadera identidad, quiere transmitir que no es quien parece ser. Quien es como debe ser, tiene problemas para intentar no parecer como es a la vista de quien quiere que se sea de otra forma de ser. Aunque parezca un trabalenguas, no lo es. Sólo quiero intentar decir que hay gente que intenta ser quien en realidad no es, y que se deja guiar únicamente por las aparencias. Creo recordar que no es la primera vez que escribo sobre este tema o tema parecido. Pero no por eso menos cierto es que sigo pensando igual que cuando me expresé por primera vez sobre este tema. Necesitamos sentir para ser, y necesitamos ser de una forma a los ojos de algunos y de otra forma a los ojos de otros. Podemos decir ciertas cosas hirientes, que pueden caer en la ofensa hacia quienes en ese momento no están delante, y después, cuando llega la hora de la verdad, callar como cobardes. Nos quejamos, por tanto, de vicio. Porque quien es feliz siendo quien es, no tiene por qué cambiar absolutamente nada. Y quien no es feliz, trata de cambiar a los demás para lograr su propia felicidad antes de preguntar a su corazón el verdadero motivo por el cual no es feliz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario