martes, 18 de mayo de 2010

LAS APARIENCIAS ENGAÑAN

Justamente como la foto adjunta. ¿Por qué? Pues porque no es tal foto. Esta imagen está hecha desde un documento totalmente en blanco con Adobe Photoshop. Únicamente tenemos que exceptuar la silueta de los dos pájaros, que eso sí forma parte de una foto la cual, precisamente, incluí en este mismo blog hace unos días. Todo lo demás son apariencias. Para el que entienda algo de Photoshop, lo explico brevemente. En la primera capa, teniendo dos tonalidades de azules seleccionadas en los colores, aplicamos el efecto Interpretar-> Nubes. Después aplicamos el efecto Interpretar -> Fibras. Giramos la imagen 90 grados. En otra capa, hacemos un degradado de azul a transparente en la parte superior y de nuevo creamos las nubes, esta vez con azules y blancos. En una última capa, creamos un degradado de blanco a transparente para simular el horizones, allá donde queramos que se junte con el cielo. Si sabemos un poco más, jugando con las fusiones entre alguna capa duplicada y con las opacidades, niveles, curvas... podemos obtener mejores resultados. Esta imagen la he hecho yo siguiendo los pasos que encontré aquí. Y es que en la vida, todo son apariencias. Lo que creemos ver, a veces no existe, lo que queremos imaginar es demasiado espantoso como para intentar llevarlo a cabo. Hay quien vive de las apariencias, en un falso mundo, en una falsa realidad, y aunque suene a tópico, el que más aparenta, es el más pobre... al menos de espíritu. Podría haber dicho que he estado en alta mar y he conseguido esta preciosa fotografía... pero estaría aparentando, igual que la propia imagen. Y es que por mucho que intentemos ser lo que no somos, tarde o temprano se nos puede notar, y eso, a la larga, puede conducirnos al desastre total.

No hay comentarios:

Publicar un comentario