sábado, 10 de abril de 2010

NIÑA MIMADA

Niña mimada, niña consentida, desesperada, víctima, siempre querida, odiada, mal intencionada, admitida, descuidada. Niña sin vida, desvivida, desalentada, admitida por la crueldad de la sociedad, rechazada, atada y liberada de su libertad, presa de su rechazo a la ansiedad dolorosa de la falsedad.

Niña afortunada, mujer feliz, encerrada entre el cielo y el horizonte, encerrada en sí, en su piel, libre de sentir, oprimida, liberada de presión, entristecida por sentir, lejos, distante, alejada. Niña enamorada, dulce, añorada, niña aterciopelada, mujer soñada. Cuando no eres una, eres otra, y cuando eres otra, no eres la misma. Por eso cada noche te sueño, entre las tinieblas y el cielo, o el entresuelo, te sueño, con o sin empeño, buscando encontrar la niña que siempre fuiste, algo mimada, algo consentida, algo frustrada... la niña que conociste y que quisiera estar, siempre, siempre, de por vida, acompañada. Niña mimada. Mujer mimada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario