miércoles, 31 de marzo de 2010

EL AMOR TODO LO PUEDE

Al menos, es lo que leyeron el día de mi boda en una de las lecturas, valga la redundancia. Yo más bien diría que el amor lleva a la comprensión, y la comprensión todo lo puede. Si nos comprendemos y nos respetamos, nos amamos y la vida de esta manera es más fácil. No importa separarse unos días, unos momentos, unos intantes o unas semanas. En el fondo, el corazón de uno permanece en el interior del corazón del otro. Siempre quiero estar a tu lado, y cuando no lo estoy, lo noto más de lo que parece. Pero debemos comprender que la Esperanza de respetarnos mutuamente es lo que en realidad hace que seamos como somos. La Esperanza del martes santo en Granada y la Humildad ante todo. Humildad en la noche silenciosa de Linares.

Noche de reencuentro en mi ciudad natal, disfrutando ya de la Semana Santa y experimentando las múltiples opciones de mi nueva cámara. Me costará unas semanas llegar a manejarla completamente, pero tras el segundo día de funcionamiento, sigo convencido de que la cámara ofrece un muy buen fucionamiento a valores altos de sensibilidad, y no usé el trípode en toda la noche porque me hace perder mucho tiempo y prefiero confiar en mi pulso. A valores de exposición 1/25 o 1/30, consigo buenas fotografías, y las que salen movidas se pueden aprovechar para efectos, fondos, montajes...

El Cristo de la Humildad y Nuestra Señora de la Salud en su Soledad realizaron una estación de penitencia solemne, en recogimiento, bien caminada y en compañía de muchos linarenses y visitantes, que a partir de hoy se dejarán notar más aún en la ciudad. Por paso oficial, por la Plaza de San Francisco, en la Plaza Nueva y calle los Álamos, en la calle del Pilar y la Iglesia de Santa María, en la Plaza del Ayuntamiento, en la Corredera de San Marcos y en el regreso al templo. Hice verdadera estación de penitencia junto a los penitentes de la cofradía realizando prácticamente todo el itinerario. La batería de la cámara se comportó de manera excepcional, y tras 699 fotos realizadas en las tres procesiones que vi ayer, dos en Granada y la de Linares, la batería no llegó a gastarse ni el 50% de su capacidad. La tarjeta de memoria de 4Gb también muestra un comportamiento excepcional, quedando aún capacidad para unas 100 fotografías más. Hoy más, aunque no se sabe si mejor...

No hay comentarios:

Publicar un comentario