martes, 23 de marzo de 2010

ALMA DE POETA

Quisiera tener alma de poeta. Triunfar en mis sueños y fracasar en mis destinos, ser mi propio dueño, andar mi propio camino, y tener la valentía de controlar mi sino. Tocar mi mano por detrás de mis espalda, traspasar mi corazón, sin sufrir, sin herir, sin contar, sin decir lo que en verdad quiero decir, es decir, sin mentir. Sin hablar imposible mentir. Alma de poeta, corazón de cuentista, y sin alzar la vista rimar toda palabra de la forma más escueta.

Voltear la cabeza sin romper las ilusiones de quien quiere, con razones, con vigor, con entereza, mostrar al mundo entero mi mundo tramposo, sin entereza, con la razón por delante y la mentira por detrás, con la piedad escondida sin maldad por demostrar, demostrando la bondad de quien busca la huida. Alma de poeta, verso tras verso, rima tras rima, muerte tras vida, donde no alcanzo a verte y si te veo, estás malherida. Porque si pienso en ti, me sale el alma de poeta, quizá mediocre, de rima fácil, de sensibilidad tierna, de verdad verdadera, de sinceridad cierta. Pero sin llegar más lejos, más allá, alma de poeta, donde todos podemos llegar con un poco de esfuerzo, muchos llegan por ser los mejores de los mejores. Me siento evolucionar, mejorar y dar pasos hacia adelante, quizá lentos, pero firmes. Estoy buscando mi alma de poeta. Si la tengo, la terminaré encontrando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario