miércoles, 31 de marzo de 2010

EL AMOR TODO LO PUEDE

Al menos, es lo que leyeron el día de mi boda en una de las lecturas, valga la redundancia. Yo más bien diría que el amor lleva a la comprensión, y la comprensión todo lo puede. Si nos comprendemos y nos respetamos, nos amamos y la vida de esta manera es más fácil. No importa separarse unos días, unos momentos, unos intantes o unas semanas. En el fondo, el corazón de uno permanece en el interior del corazón del otro. Siempre quiero estar a tu lado, y cuando no lo estoy, lo noto más de lo que parece. Pero debemos comprender que la Esperanza de respetarnos mutuamente es lo que en realidad hace que seamos como somos. La Esperanza del martes santo en Granada y la Humildad ante todo. Humildad en la noche silenciosa de Linares.

Noche de reencuentro en mi ciudad natal, disfrutando ya de la Semana Santa y experimentando las múltiples opciones de mi nueva cámara. Me costará unas semanas llegar a manejarla completamente, pero tras el segundo día de funcionamiento, sigo convencido de que la cámara ofrece un muy buen fucionamiento a valores altos de sensibilidad, y no usé el trípode en toda la noche porque me hace perder mucho tiempo y prefiero confiar en mi pulso. A valores de exposición 1/25 o 1/30, consigo buenas fotografías, y las que salen movidas se pueden aprovechar para efectos, fondos, montajes...

El Cristo de la Humildad y Nuestra Señora de la Salud en su Soledad realizaron una estación de penitencia solemne, en recogimiento, bien caminada y en compañía de muchos linarenses y visitantes, que a partir de hoy se dejarán notar más aún en la ciudad. Por paso oficial, por la Plaza de San Francisco, en la Plaza Nueva y calle los Álamos, en la calle del Pilar y la Iglesia de Santa María, en la Plaza del Ayuntamiento, en la Corredera de San Marcos y en el regreso al templo. Hice verdadera estación de penitencia junto a los penitentes de la cofradía realizando prácticamente todo el itinerario. La batería de la cámara se comportó de manera excepcional, y tras 699 fotos realizadas en las tres procesiones que vi ayer, dos en Granada y la de Linares, la batería no llegó a gastarse ni el 50% de su capacidad. La tarjeta de memoria de 4Gb también muestra un comportamiento excepcional, quedando aún capacidad para unas 100 fotografías más. Hoy más, aunque no se sabe si mejor...

martes, 30 de marzo de 2010

UN PUNTO DE INFLEXIÓN

EL lunes santo de 2010 será tomado como un punto de inflexión en la manera de tomar fotografías. Por la mañana por fin me llegó mi nueva cámara, una Nikon D90, y qué mejor día para estrenarla... Los resultados son, cuando menos, satisfactorios. Desgraciadamente, la lluvia deslució la semana santa granadina. Cayó un pequeño chubasco en torno a las 8 menos cuarto de la tarde. En ese momento, yo ya había visto la procesión de los Dolores, la del Cristo del Trabajo y Virgen de la luz llevaba 4 horas en la calle y el Huerto estaba saliendo y a la Cruz de Guía le faltaba torcer la esquina para encontrármela frente a frente.

Aún encontrándose en la salida, la hermandad hizo caso omiso a la lluvia y siguió su camino como si nada. Eso sí, cuando el paso llegó a nuestra altura, pudimos comprobar que llevaba los plásticos puestos y no vimos la composición del mismo. Cuando pasó el palio, el agua había dejado de caer. Por la radio nos enteramos de que el Rescate decidió dar marcha atrás en cuanto empezó a llover, el Cristo del Trabajo se metió en la catedral en menos que canta un gallo, y la hermandad de los Dolores hizo como la del Huerto, caso omiso a la lluvia y para adelante. A las 9 de la noche, la hermandad de San Agustín aplazó la salida y a las 9 y media decidieron no salir. Así que Granada se quedó con dos hermandades en la calle y otra resguardada en la Catedral, la cual debido a que su sede canónica era la más lejana (una iglesia del Zaidín), decidieron regresar al templo hoy Martes Santo.

Así que, sentados en los aledaños de la catedral, esperamos pacientemente hasta que el Huerto salió por la misma mientras probaba todas las posibilidades de mi nueva cámara. Los resultados, para mi, son espectaculares. Con un tiempo de exposición de 1/25 y un valor ISO de HI 0.3 (el equivalente a 4000ISO) pude hacer fotos como esta donde se comprueba que la cámara trata el ruido de una manera espectacular. La foto no está hecha usando el flash. Viendo ahora el manual, estoy viendo que hay opciones para reducir el ruido que aún no he investigado, y además, la cámara aún tiene dos niveles más de ISO (hasta el HI 1.0, equivalente a ISO 6400).

Aparte de los niveles de ISO, que en la D70 "sólo" llegaba a 1600 y es una de las cosas que más me ha llamado la atención, los colores son muy nítidos, la pantalla integrada grande y completa, el flash con la D70 tenía 5 niveles de potencia y ahora tengo unos... 30 o más, 11 puntos de enfoque frente a los 5 de la D70, la posibilidad de realizar las fotografías desde la propia pantallita de la cámara, la duración de la batería, la opción de grabar video con audio, la velocidad a la hora de fotografiar... y el doble de megapíxeles que la D70. Una gran cámara y sencilla de manejar si estás acostumbrado a Nikon, la cual intentaré sacar el máximo de potencia estos días en los que encontraréis por las calles de Granada y Linares haciendo fotos de semana santa. Y no he dicho que la D70 sea mala cámara. Es un maquinón también, que no me ha fallado en los casi 6 años que la he tenido en mis manos. Espero que la D90 me de el mismo rendimiento.

lunes, 29 de marzo de 2010

DOMINGO DE RAMOS

Comenzó la semana santa con buen pie. Las espectativas se cumplieron y en un día esplendoroso las cofradías granadinas estuvieron a la altura. No pude estar en Linares... pero a falta de pan, buenas son tortas. Y aunque en Granada haya más cofradías cada día y seguramente, de mejor calidad, la tierra tira y eso no se puede evitar. En la Santa Cena de ayer pude ver cómo una Banda de Cornetas y Tambores de Linares dejaba el pabellón bien alto en la ciudad de Granada. El problema de la semana santa de Granada es que únicamente hay una oportunidad para hacer fotos, y esto es por dos motivos fundamentales, que tienen su origen en el número de Cofradías que hay en la calle.

El primero es que si yo me "entretengo" en ver una cofradía más de una vez, seguramente esté sacrificando alguna de las otras cofradías que esté en la calle y me quede sin verla. El segundo es evidente. Hay tante gente en la ciudad y la Carrera Oficial se hace tan transitada que es muy fácil quedar cortado entre algunas calles y la pérdida de tiempo para poder salir e intentar ver otras procesiones es notable. Si en 5 horas más o menos pude ver las 5 procesiones del Domingo de Ramos, y teniendo en cuenta que hay que planificar antes de salir la estrategia para no quedarse cortado y poder contemplar todos los pasos, no quiero ni imaginar qué es lo que hay que hacer en ciudades como Sevilla o Málaga.

Cautivo, Cena, Despojado, Sentencia y Borriquilla fueron las 5 hermandades que ayer gozaron del día y de su salida en la calle, y hoy, Lunes Santo, otras tantas cofradías, es decir, nuevamente 5, volverán a salir a la calle. El lunes es un día más llevadero, primero porque dos de las cinco hermandades llevan solo un paso y se ven más rápido, y segundo porque están más espaciadas en el tiempo, ya que una de ellas sale de un barrio periférico de la ciudad y tiene que salir temprano (a las 4 de la tarde) y encerrarse tarde (en torno a las 2 de la madrugada) para poder "andar" hasta carrera oficial. El lunes es día "menos difícil" de planificar. Esperemos que las nubes que veo por la ventana no nos fastidie la tarde.

domingo, 28 de marzo de 2010

FLORES E ILUSIÓN

Aunque no le veo mucha utilidad a las flores, hay a quien le encanta recibir flores como regalo. Aparte de ser un elemento puramente decorativo, no tiene otra utilidad. Por eso me encanta realizar fotos de flores. No hay foto más bella que la de una flor. Es difícil conseguir esa riqueza de colores en otro tipo de foto. Al menos, de una manera tan sencilla. Estos días veremos más flores de lo que estamos acostumbrados, a poco que salgamos a la calle a ver procesiones. No hay pasos de Semana Santa sin flores, y quizá sea de lo más alegre de la Semana Santa. Seguiré haciendo fotos de flores buscando sus colores, su armonía, su paz y belleza, su grandeza y conjunción, bien complementadas, para recordarlas en todo su esplendor y para intentar recordar su precioso olor.

Porque las flores ofrecen, al menos, ilusión. Y la ilusión nos mantiene vivos. Al menos, así lo pienso. Vivimos ilusionados esperando determinados acontecimientos, intentando disfrutar de lo que tenemos o de suplir con alternativas lo que no tenemos. La ilusión lo es prácticamente todo, todo lo contrario a la monotonía, a lo rutinario. Por eso necesito ilusionarme buscando ideas, pensando, soñando, tratando de disfrutar aunque me cueste la salud, de aquello que me gusta, y tratando de huir de aquello que me disgusta. Para mi son días ilusionantes, donde estaré por las calles de Granada y de Linares, realizando fotografías con mi cámara nueva, viendo, disfrutando nuevas sensaciones, observando cada uno de los detalles. Ilusionado. Porque si no tuviera esta ilusión, quizá no estaría donde estoy. Y es que casi me atrevería a decir que si estoy vivo es por que mi ilusión mantiene firme el frágil hilo de la vida, ese hilo que nos une a este mundo. El día que me quiten la ilusión por algo seguramente será el día que acaben con mi vida.

viernes, 26 de marzo de 2010

MIRANDO AL CIELO

Como todos los años, tal día como hoy, Viernes de Dolores, los cofrades no dejamos de mirar el cielo para saber, para intuir si puede llover o no. Ya no sabemos qué predicción meteorológica consultar, a cual creer, qué página web visitar y en cual confiar. Nos consolamos diciendo que es pronto para saber el tiempo, que muchas veces se equivocan, que de un día para otro puede haber mucha variacisón... pero el caso es que por mucho que intentemos autoengañarnos, al final sucederá lo que tenga que suceder y lo aceptaremos con resignación. No nos queda otra.

Esperemos que el cielo sea azul, claro o brillante, con sol, o quizá con algunas nubes altas, o medias, blancas o grises de un color claro, pero nunca, nunca con agua. Que el cielo sea del color que tenga que ser excepto gris, o negro, o naranja si es de noche. Aún así, seguiremos consultando la información meteorológica en páginas web, emisoras de radio, cadenas de televisión, prensa, revistas... o incluso mirando al horizonte, para creernos que no va a llover. Y en verdad es lo que queremos, pero no sabemos lo que pasará.

jueves, 25 de marzo de 2010

DONDE TRES HUEVOS...

...son dos pares. Frase popular que se dice mucho en Linares. Aún recuerdo aquella noche oscura en la que el trabajo me daba un respiro. En poco más de dos años habré estado unas 500 noches despierto, en vela, velando por la seguridad de toda una provincia, sin poder pegar ojo. Y las noches que no trabajaba, me dormía tan tarde que casi no merecía la pena ni intentar acostarse. Aquella noche cogí tres huevos y los puse en la mesa. Apagué todas las luces y la oscuridad se hizo inmensa. Encendí dos velas y simulé la iluminación de un planeta (huevo) o varios con respecto a una vela (el sol) y el efecto de luces y sombras que en los huevos producía la rotación de estos sobre las velas. Cogí mi cámara de fotos y capté más de 100 instantáneas para después comprobar los resultados. Y es que este tipo de fotos son mis favoritas. Fotos sin flash, donde la cámara es la auténtica protagonista con elevados tiempos de exposición de la fotografía. Fotografías de 5 segundos, 10 segundos, captando la luz ambiente, realizando movimientos con las velas y/o las cerillas. Es una forma más de aprender, de observar, de analizar lo ocurrido, de comprender el funcionamiento de las cosas. Menos mal que no me dio por hacerme después una tortilla, a las 3 de la madrugada no era hora de despertar al resto de compañeros de la casa...

miércoles, 24 de marzo de 2010

NADA QUE VER

Absolutamente nada que ver. La vida de ellos es tan diferente a la de nosotros, que no tiene ni punto de comparación. Si no estás preparado, te impacta. Ni de lejos se parece a lo poco que hayamos podido observar en fotos, en televisión, en prensa... hay que estar para saber, y hay que saber para ayudar. Y no todos servimos para ayudar a quienes de verdad lo necesitan.

Siempre he dicho que nadie es digno de admiración excepto aquellos que se lo merecen realmente. Por muy fan que se sea de un grupo de música, de un pintor, de un futbolista, de un cantante, de una estrella, de un famoso... nadie de estos merece nuestras alabanzas. Llorar y gritar por tocar a tu ídolo, cosa que vemos demasiado en la televisión y en las revistas, cuando éste ignora completamente ese movimiento social, siendo su único mérito tener voz celestial o mano de santo para un instrumento o la habilidad suficiente para hacer que un balón rebote en su pie durante horas... Eso no es mérito, quizá sea fortuna, quizá saber llegar a dichas metas, pero para nada, digno de admiración.

Se debería admirar a aquellos que hacen de médico de manera altruista, que se juegan la vida en países subdesarrollados, que viven para que vivan los demás. Aquellos que obran según su corazón, que se conforman con tener un plato de comida al día, que no son materialistas. Esas son las personas dignas de admiración. Alguien que deja todo para ir de voluntario a un lejano país a ayudar a gente que se muere de hambre. Esos son los que deberían ser recordados por los siglos de los siglos. Esos serán siempre eternos.

martes, 23 de marzo de 2010

ALMA DE POETA

Quisiera tener alma de poeta. Triunfar en mis sueños y fracasar en mis destinos, ser mi propio dueño, andar mi propio camino, y tener la valentía de controlar mi sino. Tocar mi mano por detrás de mis espalda, traspasar mi corazón, sin sufrir, sin herir, sin contar, sin decir lo que en verdad quiero decir, es decir, sin mentir. Sin hablar imposible mentir. Alma de poeta, corazón de cuentista, y sin alzar la vista rimar toda palabra de la forma más escueta.

Voltear la cabeza sin romper las ilusiones de quien quiere, con razones, con vigor, con entereza, mostrar al mundo entero mi mundo tramposo, sin entereza, con la razón por delante y la mentira por detrás, con la piedad escondida sin maldad por demostrar, demostrando la bondad de quien busca la huida. Alma de poeta, verso tras verso, rima tras rima, muerte tras vida, donde no alcanzo a verte y si te veo, estás malherida. Porque si pienso en ti, me sale el alma de poeta, quizá mediocre, de rima fácil, de sensibilidad tierna, de verdad verdadera, de sinceridad cierta. Pero sin llegar más lejos, más allá, alma de poeta, donde todos podemos llegar con un poco de esfuerzo, muchos llegan por ser los mejores de los mejores. Me siento evolucionar, mejorar y dar pasos hacia adelante, quizá lentos, pero firmes. Estoy buscando mi alma de poeta. Si la tengo, la terminaré encontrando.

lunes, 22 de marzo de 2010

LA SEMANA PREVIA

Entramos en la recta final. La semana de antes a Semana Santa. La que se hace más corta y más larga al mismo tiempo. La que todo el mundo quiere que termine cuanto antes, para después acordarnos de que es mejor estar a una semana de Semana Santa que a 50 semanas. Pero en definitiva, todo pasa y todo llega, nos preparamos para vivirla intensamente, para aprovechar al máximo cada segundo, cada instante. Si Dios quiere, estaré casi toda la semana en Linares, y si Dios quiere, con una nueva cámara de fotos. Buscaré ángulos distintos, intentaré buscar la inspiración, la motivación, la imaginación. Y también rezaré, a mi manera, y disfrutaré de los momentos como si fuera la primera Semana Santa. Porque lo que es cierto que nunca sabremos es si acaso estamos ante la última semana para disfrutar. Nadie sabe nada del futuro, y nosotros menos aún.
EL PERDÓN DE LOS VENCIDOS

En la mayoría de los casos, buscamos la razón frente a la lógica. Y a pesar de que, posiblemente, llevemos razón en ciertas cosas, no por eso dejan de ser insignificantes y llegamos a herir la sensibilidad de aquellos que en verdad nos importan. El problema es que nos damos cuenta a medio o a largo plazo, cuando el daño está hecho y sólo nos queda pedir perdón. Un perdón que, en cierto modo, sabemos que vamos a obtener, pero a un alto precio. Seguramente muchas de las cosas que hasta ahora llevábamos conseguidas, las tiremos por la borda gracias a conseguir ese perdón. No podemos cometer errores cuando perseguimos un objetivo, y el adversario, astuto y pícaro, mordiente y ágil, veloz de pensamiento, jugará con ventaja pues nuestro brazo lo hemos dado a torcer y no podemos evitarlo. Todos cometemos errores, y no es nada vergonzoso pedir perdón y rectificar, y mucho menos admitirlos en unas disculpas frágiles y temerosas. Pero llegar al perdón por errores propios sacrifica el trabajo y aleja las posibilidades de la victoria. Que me equivoqué es cierto; que lo reconocí y me disculpé también lo es. Pero que no tenemos que bajar la guardia, es lo único seguro al 100% si no queremos acercarnos a la derrota. Y es que el perdón de los vencidos nos quitará la vergüenza, pero nos otorgará la vengana del mal ajeno... y del nuestro propio.

sábado, 20 de marzo de 2010

LUCES Y SOMBRA

Luces y sombras. Gastamos sin necesidad, derrochamos en cosas inútiles y no miramos por los demás. Luz y oscuridad. Vida y muerte. Claroscuro invertido, claridad sin dolor, viento superpuesto al amor indefinido de las palabras. La dulzura se multiplica, se intuye, se siente en la mano que da de comer a quienes nos importan, y a quienes no nos importan, pero nos dan pena. Esa es la caridad de los decentes, la caridad de los mismos que después buscan caridad, otro tipo de caridad pero igual de reconfortante. La vida es signo de fortuna, de querer nacer por haber sido elegido o por haber tenido la mala fortuna de ser el menos deseado, el más nombrado. Captamos instantes que después rebuscaremos en nuestra memoria como imborrables. Buscamos recuerdos que después nos recordarán el futuro y nos hará olvidar el pasado. El presente no existe. Con el simple hecho de pronunciarlo, se convierte en pasado. En eso consisten las luces y las sombres. La luz que viene es la sombra pasada. Y eso es algo que no podemos cambiar, ni siquiera lo podemos elegir...

viernes, 19 de marzo de 2010

EL CUARTO ESCALÓN

Reconozco que uno también tiene sus manías. Cuando nos trasladamos a la actual casa de mis padres, con apenas 12 años de edad, cogí una extraña manía. Tengo la costumbre de contar escalones. Cada vez que subo o bajo una escalera, termino sabiendo el número de escalones que la compone. En mi casa de dos plantas(la actual de mis padres), evidentemente hay una escalera. Y concretamente, tiene 14 peldaños. Eso lo se desde el primer día. La escalera es de madera, y todas las casas de la urbanización tienen, lógicamente, la misma estructura y forma. Y desde el primer día observe que cuando el vecino subía o bajaba sus escaleras, nosotros nos enterábamos debido al ruido producido al golpear su calzado en los peldaños. Y contando los golpes, el vecino también tenía 14 peldaños. Entonces pensé saltarme un escalón cada vez que subiera o bajara las escaleras de mi casa. Teniendo en cuenta que lo he hecho siempre así desde los 12 años, hasta los 34 que tengo ahora... una media de 6 o 7 veces al día... creo que me he saltado el cuarto escalón de mi casa unas "cuantas" veces... Y es que las supersticiones se crean solas.

jueves, 18 de marzo de 2010

CRUZ DE GUÍA

Esta noche es la presentación del Libro Cruz de Guía, libro oficial que presenta la Semana Santa linarense. Y por primera vez, aparecen en dicho libro, fotos de quien escribe. Quizá sea algo que, aparentemente, no tiene importancia. Hay mucha gente que hace fotos, y la Agrupación de Cofradías ya tiene más de una decena de colaboradores gráficos y grandes fotógrafos como para sacar el libro adelante sin la necesidad de mis fotografías. Eso es lo que enorgullece, el simple hecho de colaborar aunque sea con una foto que haya sido digna de entrar en la selección de fotografías para tal libro. A la vez, eso es lo que hace que siempre sea una persona humilde. La humildad y la sencillez forjan la vida por un camino noble.

Asistiré al acto de presentación y me animaré a seguir haciendo lo que me gusta; la fotografía, la lectura/escritura, la música y la informática. Cuatro formas distintas de creación, de imaginación, de arte, pero una única forma de sentimiento, de pasión, de vida. Siempre que voy a Linares, es un momento especial en mi vida, pero cuando voy con motivos para sentirse orgulloso, es como volver a nacer. Intentaremos que el año próximo el libro vuelva a tener alguna de mis fotografías.

miércoles, 17 de marzo de 2010

CINISMO RUBIO

El cinismo y la falsedad van de la mano. Quienes no valoran lo que tienen, no saben lo que deben valorar. Por mucho que intenté ir de frente, ella no me dejó. Hubo un tiempo que ni "comía" ni "dejaba comer". Jugó sucio y a dos bandas, y luego se comportó como si no hubiera pasado nada. Es difícil de entender ciertos comportamientos. Parece que, cuando eres útil, interesas, pero cuando no eres útil, cuando empiezas a revelarte, a mostrarte evasivo, a empezar a dejar las cosas claras, ya no interesas... o mejor dicho, interesas mucho más para favores especiales, y de paso, realizar algún que otro halago.

Evidentemente, todos buscamos algún tipo de beneficio, porque dudo que hoy en día alguien regale algo. Por eso, lo mejor es que se olvide el pasado y únicamente se piense en el presente. Y mi presente nada tiene que ver con el suyo. Me duele actuar de esta manera, porque los sentimientos, aparte de los beneficios, también existen, pero ha sido la única manera de que ella se haya ido olvidando, progresivamente, de mi. A pesar de todo creo que no las tengo todas conmigo, cuando un fin de año reciente, con todo ya olvidado, observé, atónito, cómo intentó de nuevo entablar un nuevo vínculo... es increíble hasta donde llega el cinismo de la gente. Y lo peor de todo, haciéndose la víctima... Parece que aún no se ha enterado de que no quiero saber nada de ella.

martes, 16 de marzo de 2010

MOTHER

 Enigma, Era, Enya... un estilo de música que adoro y que me pone, en cierto modo, melancólico, como esta canción de Era que podemos ver en el video y que tiene una especial sensibilidad. Esa mezcla de monjes, ritmo y guitarra en ciertas ocasiones pasó a formar parte de mi música favorita allá a mediados de los años 90. Al igual que me pasa con Knopfler, me sube un poco la moral, aunque corro el riesgo de que me toque la fibra sensible y el efecto sea el contrario. La verdad es que son grandes canciones para grandes momentos.

lunes, 15 de marzo de 2010

EL ÁRBOL ORGULLOSO

Menester que el viento no sople con fuerza las heridas provocadas por la victoria amarga de soledad. Soledad prolongada hasta no se sabe cuándo. De la misma manera que un árbol muestra su orgullo desafiando las embestidas de la naturaleza, éste no deja de crecer y de engullir autoestima. Cuanto más fuerte muevan tus hojas y tus ramas, más ruido producirás silbando con fuerza para que sepan que sigues fuerte, erguido, robusto, impetuoso, orgulloso. Te mata el miedo, te da miedo la soledad, y la soledad la deseas para librarte de una carga que tú no has escogido. Pero sigues siendo orgulloso como el pájaro que tiene decenas de colores por sus plumas.

Vencerás. Sabes que vencerás, que saldrás victorioso. No sabes si quieres que sea tarde o temprano. Pero definitivamente, vencerás. Derribar un árbol es muy difícil, y si el árbol está bien situado y no estorba, si está lejos de la civilización, más difícil aún. Igual que los árboles, todos seguiremos creciendo, al menos en nuestro interior.

domingo, 14 de marzo de 2010

VALORAR LA VIDA

Si miramos la fotografía, podríamos decir que la vida es triste. Dos tristes botellas abandonadas en el escalón de una pequeña puerta en la aparentemente maltrecha plaza de toros de Linares. Pero si sabemos lo que sucedió antes de esta fotografía, tomada el último día de junio del año 2002, podríamos decir que la vida es celebración y alegría. Y es que, unos escalones más abajo, se estaba celebrando uno de los ascensos del Club Deportivo Linares, el equipo de fútbol de la ciudad.

Y es que hay quien no sabe valorar la vida. La vida no es guardar la tapa de plástico en el microhondas cada vez que lo usas, a veces se puede olvidar, y si se olvida y se queda encima en vez de en su interior, no es un grave problema. La vida no es combinar a la perfección el color del calzado con el pantalón. El problema sería no vestirse. La vida no es tener una cortina cara y a juego con la cama en una habitación y no tener más cortinas. El problema es no tener cortina y perder tu intimidad. La vida no es guardar cada cubierto sucio en su hueco correspondiente en el lavavajillas. El problema sería no lavarlos, o en su defecto, no guardarlos una vez limpios en su lugar. La vida no es acostarse los sábados a las dos de la madrugada simplemente porque es sábado. El problema sería no poder dormir por insomnio, ansiedad, por trabajo... La vida no es hacerle el nudo a una bata cuando te la pones porque alguien decide que el que se la pone tiene frío, el problema sería no tener bata.

Podríamos definir estos conceptos como manías, y podría seguir enumerando manías... y eso es lo que me preocupa. Esto no significa que sea un desastre, ni que no me guste ser ordenado, cuidadoso... simplemente quiero decir que hay cosas más importantes y cosas menos importantes, y que, evidentemente, debemos acudir a todo, pero también tenemos que saber elegir nuestras prioridades y digo yo que, si un día, pongo un cuchillo sucio dentro del lavavajillas en "otro lugar" (y que me expliquen por qué los cuchillos no pueden ir ahí), no es para poner el grito en el cielo ni se va a terminar el mundo.

La vida es construir, saber aprovecharla, vivir, dejar las insignificancias a un lado y ver lo importante, no obligar nada a nadie, no prohibir nada a nadie, no imponer la balanza siempre para el mismo lado, no cambiar a nadie. Porque cada vez que se me prohibe algo, que se me obliga algo, que se me impone algo y me hacen ser quien en verdad no quiero ser, me están quitando un trozo de vida. Y la vida, no es llorar porque existe un problema, es buscar una solución lo antes posible. Y yo soy el primero que debe aplicarse el cuento...

sábado, 13 de marzo de 2010

ZOOM DIGITAL

De todos es sabido que soy de la Hermandad de la Expiración de mi ciudad de Linares. Pero cuando era un niño, la cofradía que llamaba más mi atención era la de Nuestro Padre Jesús del Rescate. Y es que el rostro del Cristo es una imagen que me sige impactando. Revisando mis fotos, hoy encuentro esta que fue una especie de experimento, y es que es de las pocas, poquísimas fotos que he realizado en mi vida usando un zoom digital. La foto está realizada en la propia capilla del Cristo el 24 de marzo de 2003. Y mi penúltima cámara disponía de un "potente" zoom digital, y a pesar de que yo sabía que no era bueno usarlo, decidí experimentar. Y efectivamente, el resultado no es bueno. Realizar una foto con zoom digital es como realizar una foto normal y aumentar el tamaño de la foto mediante el Photoshop. Los píxeles se notan "distintos" y que la foto es aumentada y no es todo lo natural que debiera es evidente. De todas formas, si pensamos reducir después la foto, abusar un poco del zoom digital quizá no sea malo, pero si vamos a imprimir o revelar la foto... sinceramente, no lo aconsejo. Es mi modesta opinión.

viernes, 12 de marzo de 2010

CAMINO ABAJO

Tres días después del entierro, apareció. No sé ni cómo ni cuándo. Simplemente, apareció. Estaba sentado en la escalera de madera de nuestra casa de dos plantas. Los más pequeños estaban a su alrededor. Los mayores un poco más alejados, entre la puerta y el umbral de la muralla de ladrillo y cal que servía de barrera entre la acera y la cochera de la calle. El tono general era alegre, y el semblante risueño, dentro de lo que cabe en una persona de su edad.
- Perdonad - Nos dijo a los 10. En ese momento, me acerqué a él y me miró. El resto se paralizó momenténeamente.

- Me fui sin avisar - continuó diciendo - pero he podido regresar un rato para despedirme de vosotros.

Nadie se atrevió a decirle nada. Seguíamos contagiados por la alegría de su presencia. Entonces se levantó. Empezó a caminar lentamente y salió por la puerta. Siguió hasta la esquina y entonces giró su cuello y volvió la mirada hacia atrás. Los 10 no dejábamos de mirarlo. Y nadie lo pudo seguir. Se despidió lentamente con la mano varias veces, haciendo el gesto del adios. Y se fue alejando, calle abajo, hasta que se hizo pequeño y desapareció. Momentos antes, antes de marcharse, nos dijo que estaba muy feliz donde estaba. Y yo le creí.

Una persona no muere mientras quede alguien capaz de guardarle un pequeño recuerdo. Así se despidió mi abuelo de sus nietos. En uno de mis sueños. Y cada cierto tiempo, mi abuelo nace y muere, y nace, y muere... hasta que muramos a la vez.

jueves, 11 de marzo de 2010

LA MANGA

Ya que hoy no dispongo de tiempo y la tarde-noche se me ha pasado rapidísimamente mientras investigaba acerca de WCF (Windows Communication Foundation) os dejo unas fotografías que realicé hace unos años en un viaje que estuve por la Manga del Mar Menor. Os lo recomiendo, a ver si así me relajo yo también un poco, que falta me hace.

























miércoles, 10 de marzo de 2010

AUTOENGAÑO

A veces somos incapaces de mirarnos el ombligo y en cuanto tenemos la ocasión, reprochamos al de enfrente por que hace algo que no nos gusta. Y una de las opciones más habituales es decir que nos estamos autoengañando. No me gusta lo que haces: te autoengañas. Supongamos que me gusta mucho comer (que tampoco hace falta suponer mucho), y yo sé que comer mucho es malo, porque engordas, porque te puede subir el colesterol si ingieres mucha grasa, o muchos dulces... entonces me "ponen" una dieta. Pero la dieta me deja insatisfecho. ¿Qué hago? Aumento la dosis. Si tengo que comerme una lechuga, pues me como tres. Es un ejemplo tonto, pero puede servir. Digamos que la solución es viable. Sigo comiendo sano (aunque en más cantidad) y no me quedo con hambre. Sin embargo, está mal hecho a vista de algunos que "saben" de todo. Y aunque es cierto que tres lechugas van a seguir teniendo menos calorías que una comida "no dietética", como el de enfrente es muy orgulloso no te lo va a terminar reconociendo. Y terminará diciendo: "te autoengañas". Sin embargo, esas mismas personas que acusan del autoengaño, cometen los mismos errores con las cosas que a ellos les gustan. Y es que, simplemente, no soportan no llevar razón.  Y siempre tienen que quedarse encima, como el aceite en el agua, y lo más socorrido es decir que muchas personas nos autoengañamos. Yo prefiero decir que soy libre de hacer lo que quiera, y al que no le guste, que no mire. Y el que se pique... Sigo diciendo que es un ejemplo tonto e incluso puede que inapropiado, porque hasta igual me estoy equivocando y no es bueno comerse tres lechugas de golpe, pero al buen entendedor...

martes, 9 de marzo de 2010

MIRADA DE FOTOGRAFO

Cuánto daría algunas veces por tener esa mirada de lince, de fotógrafo, una mirada que sabe ver más allá del horizonte perdido entre la línea que juntan cielo y tierra, con paisaje difuminado de por medio. El tiempo debe ser eterno para poder captar una buena fotografía, y los ojos deben saber viajar por entre las hojas de los árboles, por entre el asfalto de las calles, y deben saber frenar a tiempo antes de chocar contra un obstáculo que estropeará, casi con toda seguridad, la fotografía que el fotógrafo tiene en mente. Hay dos formas de hacer una buena foto: o con mucho tiempo planificando todos los detalles y estudiando todas las posiblidades y perspectivas que seamos capaces de imaginar, o simplemente, con suerte. Puedo apuntar sin siquiera mirar, disparar y tener la suerte de obtener una estupenda fotografía. Porque lo difícil es, después de perder unos minutos observando, estudiando e imaginando la foto, que el objetivo de tu cámara sepa captar lo que tus ojos acaban de paralizar en la mente.

Por eso, tengo que considerar la fotografía un arte, del cual me queda muchísimo por aprender. Porque las buenas fotografías se sacan con paciencia y dedicación, con entendimiento e imaginación, con vista y con talento, y sobre todo, con tiempo. Con mucho tiempo. Y desgraciadamente, el tiempo es lo que menos tenemos en esta vida.

lunes, 8 de marzo de 2010

LA MADRUGÁ

Estoy tan absorto en el trabajo, avanzando a pasos agigantados, que casi me olvido hoy de escribir mi entrada diaria. Dentro de tres lunes será Lunes Santo. Y entonces quedarán únicamente cuatro días para que el Viernes Santo, a las 4 de la madrugada, la Plaza de San Francisco de la ciudad de Linares luzca un aspecto como el que observamos en la fotografía adjunta. No importa si accedes a la Plaza desde la calle Isaac Peral, una de las principales arterias de la ciudad, desde la calle Viriato que une San Francisco con la Plaza Colón, desde la estrecha calle Ventanas, desde la calle que accede a la peatonal de los juzgados, si accedes desde la calle San Francisco, donde está mi antiguo colegio, o desde la calle Sagunto, que une la Plaza con la Escuela Politécnica. No importa. Desde donde intentes entrar, o vas 2 horas antes de la salida, o no podrás estar ahí. Todo Linares espera que salga Nuestro Padre Jesús Nazareno y mueva su brazo impartiendo la bendición al pueblo. Y entonces me acordaré de tantas y tantas salidas, de cuando empalmaba la noche del Jueves Santo en los pubs y veíamos la salida del Cristo a las 4 de la madrugada, de mi amigo MAG que está injustamente en la cárcel, de los que están y de los que no están, de aquella madrugada que vi el amanecer en la calle del Tinte mirando la cofradía en la lejanía, de aquella madrugada en que vi llorar a los penitentes por culpa de la lluvia, de aquella madrugada que me llevó mi padre, cuando era pequeño, y la Semana Santa de Linares empezaba a notar su propio resurgir, con espacio suficiente para estar en un sitio privilegiado, y de aquel año en el balcón del periódico, y de aquel año que no comenzó a las 4 de la mañana, y de aquel año donde éramos 15, con Andrés, Amparo, Luis, Genaro, Miguel, Antonio, el otro Miguel, y los amigos de éstos, y sus amigos... y aquel año que salió de día por la lluvia, y del primer año con mi mujer, y del primer año enamorado, y del año en que coincidió con mi cumpleaños, y de aquel año de frío en los aledaños de Santa Margarita mientras pasaba la procesión, y de aquel año que no lo vi porque estaba enfermo, y de los dos anteriores que no lo vi porque estaba trabajando, de madrugada, festivo y trabajando... y del dolor de pies, y del cansancio, y del sueño, y del hambre, y de aquel año que, tras amanecer, me comí unos churros con mis amigos de la banda... Y es que no podría parar. Porque cada año de mi vida, ese momento es diferente, es mágico, es una experiencia única e irrepetible. Por eso, si no hacemos algo una vez, lo hemos perdido para siempre. Podemos repetirlo, pero no en el instante de tiempo que hubiéramos querido, por lo que, en definitiva, perdemos la oportunidad de ese momento para toda la vida.

domingo, 7 de marzo de 2010

EL ALFIL

El alfil es la única pieza de ajedrez que no puede cambiar a una casilla de otro color distinto del de la casilla donde empieza. No es una pieza directa, siempre va en diagonal. Ni siquiera saben llegar al final, en la mayoría de los casos, con un simple movimiento. Lo único que saben hacer bien es ir de un extremo a otro.

Hay personas como el alfil del ajedrez. Poco directas, que dan rodeos, titubeantes. No saben ver más que el color que tienen delante, son tozudas y reprochan que los demás, pasamos radical de un extremo a otro, cuando en realidad sólo el alfil o la reina pueden hacerlo. Las torres son directas y seguras, y pueden escoger el color que pisan a cada movimiento. Los caballos alternar continuamente ambas posibilidades, y pueden probar, con tiempo, todas las casillas del tablero. Hasta un simple peón puede elegir color, es trabajador, va lento pero seguro, y nunca mira hacia atrás. La reina es orgullosa, imita a todos, pero tiene iniciativa y la posibilidad de escoger y reflexionar cualquier movimiento. El rey es cauteloso pero firme en sus decisiones. Todas las formas de ser merecen un respeto, pero el alfil... qué pena ser alfil en esta vida...

sábado, 6 de marzo de 2010

PADRE NUESTRO

 Hacía tiempo que no incluía un video en el blog, y este me ha puesto los pelos de punta. Sé que ciertas cosas hay que sentirlas y vivirlas para comprenderlas y que, a mucha gente, no le pasará como a mi. Pero no sólo hablo del sonido. Hablo de la calidad humana, del grupo, del sentiemiento, de la humildad, del compañerismo. No hace muchos años yo era uno de esos penitentes anónimos que se daban cita a la 1 de la tarde del Viernes Sanyo en el callejón de los juzgados de Linares. Yo era uno de esos que se vestía de ilusión, tras la pasión y el cansancio del Jueves Santo, tras la salida y la madrugada del Viernes Santo, sin apenas dormir, y sabiendo que los nervios podían traicionar... pero ahí estaba, y así fue durante 10 años. 10 fantásticos años en la banda, junto a mi hermano y a muchos amigos más.

Cuando dejé la banda, por culpa del trabajo, primero en la tele y a partir de ahí por que me vine a Granada, la evolución artística ya empezaba a notarse. Y hoy día, marchas como esta, "Padre Nuestro", y muchas otras que compone el director de la banda, son, sin duda, signo de indudable calidad y prestigio que tras 41 años de existencia, mi banda, la del Santísimo Cristo de la Expiración, ha llegado a alcanzar. Y es que aún anhelo volver a ser una de esas 100 almas que tocan sus instrumentos al viento del Viernes Santo...

viernes, 5 de marzo de 2010

LA ÚLTIMA LUNA LLENA

Aquel fin de semana plácido en Linares, sin lluvia, aquel día tras la operación, el cual no podía dejar de pensar en la misma, sin perder de vista el examen del martes, aquel fin de semana, el sábado concretamente, salí a hacer unas fotos inesperadas. Inesperadas porque las que en realidad pensaba hacer no fueron posibles y, decidido a aprovechar el momento, me fijé en que no llovía, algo extraño últimamente, dicho sea de paso, y que la luna estaba lo más grande que puede estar, recibiendo al sol de lleno. Era luna llena. Y hace unos días de nuevo ha sido luna llena, la última luna llena antes de que llegue la Semana Santa. Esa que tanto ansiamos algunos y tanto odian otros pero que, a la larga, termina llegando. Será una Semana Santa normal, en los que los primeros días estaré en Granada por motivos laborales y a partir del jueves santo, Dios dirá. Pero que, esté donde esté, iré cámara en mano buscando la foto apropiada, y si la luna está de fondo, pues mejor que mejor. Por algo es Semana Santa, por tener la primera luna llena de la primavera. Lo importante es que la última luna llena invernal ya se ha marchado. Y con ella mis ganas de soñar...

jueves, 4 de marzo de 2010

HÁBLAME DE TI

Háblame de tí, pensativa, ausente, presente, con iniciativa, constante, háblame de tu mente, de cómo ves el mar, de cómo miras el mar, de cómo sientes el mar. Cuéntame qué meditas cuando estás frente al mar, azul, verde, sucio, lleno de matices, vacío de soledad, lleno de tí. Porque te conozco y sé que te gusta el mar. Háblame de tí, de el mar, de lo que intuyes cuando el mar piensa en tí, en tu forma de andar, de posar, de llorar, de caminar. Cuéntame cosas de tí, de manera íntima, sin alejarte, sin ausentarte, sin mostrarte como una extraña, sin mirar, sin mirarme, sin percatarte de mi presencia, de mi ser, de mi estar, de tu acompañar por este difícil camino de la vida. Vida que tenemos que hacer juntos porque sí, porque tú quieres, porque yo quiero, porque no somos dos personas, somos un único camino, que debe seguir en linea recta. Pero no hacia el mar, agudo, penetrante, sin saber qué piensas y sin querer decir nada. Háblame de tí. Sólo de tí. El mar. Feliz cumpleaños, triste caminar, feliz cuando antaño me atrevía a mirar, y ahora no me atrevo ni a confiar. Ni en tí, ni en mi, ni en nadie... ni en el mar. Quizá esté volviendo a la tristeza de mi triste caminar, con la compañía de la soledad, con nadie para hablar, para contar, para reir. Sin querer, estoy aprendiendo de nuevo a caminar. Sólo. Hacia el mar. O quizá hacia la nada. Quizá tenga el mismo significado, quizá el contrario... que más da. Un año más.

miércoles, 3 de marzo de 2010

ALEGRÍA

Esta foto data del 12 de mayo de 2002. Nuestra Señora de la Alegría realizaba una salida extraordinaria, aunque realmente desconozco el motivo. Si alguien lo sabe, lo podría indicar. Apenas llevaba yo unos meses con mi primera cámara con pantallita LCD y, evidentemente, cualquier acontecimiento que sucediera, ahí estaba yo para la foto. Creo recordar que ya he comentado en alguna ocasión que echo bastante de menos ciertos actos que se celebran en la ciudad y que hoy día no puedo estar presente.

Años más tarde viví, desde la lejanía, los lamentables sucesos que acaecieron con esta imagen y de cómo al final se pudo resolver el problema. Debo decir que Nuestra Señora de la Alegría es una imagen que siempre me ha gustado y que le guardo un especial cariño, tengo amigos y amigas relacionados con esta imagen en particular y con la Hermandad de la Borriquilla en general, y ya estamos contando los días para que llegue el ansiado Domingo de Ramos. Deseo lo mejor a todas las cuadrillas de Linares y a sus hermandades, que trabajen duro y que se esfuercen lo máximo posible pues ya mismo estamos disfrutando de la Semana Mayor.

martes, 2 de marzo de 2010

SAN CECILIO

Hace ya más de un mes que la ciudad de Granada sacó en procesión, por primera vez en su historia, al patrón de la misma por sus calles del Realejo. San Cecilio procesionó acompañado por un importante número de granadinos y cofrades un día antes de la popular romería que se celebra en honor al santo todos los años el primer domingo de febrero.





Y acompañando a la imagen titular, con sus sones musicales, una agrupación musical linarense, de la cual todos debemos estar orgullosos, que allá donde van pregonan a los cuatro vientos su procedencia y dan más aún si cabe a conocer a la ciudad de Linares. Que la procesión del Santo granadino fuera organizada principalmente por la Cofradía del Cristo de los Favores tuvo que ver, y mucho, en que esta agrupación linarense, que si miráis bien la foto seguro que ya sabéis de cual se trata, realizara el camino acompañando al Patrón de todos los granadinos. Y yo, linarense afincado en Granada, que pasaba por allí, aproveché la ocasión...
MI VIEJA HABITACIÓN

Quizá tenía la manía de hacer fotos a cosas sin sentido alguno, y luego tenía la manía de no eliminar foto alguna y guardarlas todas... y gracias a esas "manías" hoy recupero una foto del 2003 de cómo era parte de mi habitación, en uno de mis experimentos habituales con mi cámara y la falta de luz. Así es como se aprende, probando y equivocándose. En esta habitación había una ventana que se abría hacia una calle cualquiera de Linares, una pila de compact disc en la estantería, un póster de Semana Santa, un póster de una caricatura de Knopfler y un ordenador. Todo lo que se ve en la foto junto a la propia foto en sí, resume un poco lo que soy y lo que seré siempre, lo que me gusta y la forma en que veo las cosas.

Se podría decir que una parte de mi echa de menos lo que hoy día es imposible de recuperar. Cuando observo esta foto, estoy viéndome a mi mismo hace 7 años. Natural y transparente. Donde todo es lo que parece ser. Si pudiera elegir entre volver a nacer o volver a ser lo que fui, me quedo con esta última opción. Porque si volviera a nacer no sería nada de lo que ahora soy, y hay cosas que no cambiaría ni por todo el oro del mundo...

lunes, 1 de marzo de 2010

PASADO, PRESENTE, FUTURO

Maldito pasado. Imborrable, incambiable, siempre a la vista sin alejarse, siempre presente, siempre a tu lado, siempre maldito, siempre recordado... Y yo no te he olvidado, a pesar del pasado. Porque lo noble del amor es la amistad, y eso, entre nosotros, nunca ha cambiado.









Incierto presente, constante o cambiante, apenas inconsistente, que quiere alejarte o quiere protegerte, que ni siquiera puede darte lo que quieres... pero yo, siempre, te tendré presente. Porque lo noble del amor es la amistad, y eso, entre tú y yo, está grabado en mi mente.









Y el futuro... nunca esperado, quizá olvidado, pero que tarde o temprano, llegará de la mano de mi llanto, llanto triste, llanto amargo, un llanto desesperado, eterno y largo, sin final, sin vida, siempre apagado... y tu futuro, ¿ya ha llegado? ¿o aún lo sigues esperando?