lunes, 25 de enero de 2010

LA BUENA MUERTE


Sinceramente, nunca me ha gustado ver un Cristo Crucificado un día que no fuera el mismo Viernes Santo. Digamos que es un contrasentido, pues Cristo perece el Viernes Santo. Aunque desde mi punto de vista, es una hermandad necesaria para la ciudad, que empieza a calentar motores para los días grandes de la Semana Santa. Sus túnicas, su estilo, sus colores, me gustan y la hermadad se va consolidando, y espero que siga en esa linea.

En Granada, el Cristo de la Buena Muerte, más conocido como el de los Ferroviarios, realiza su estación de Penitencia el Viernes Santo. Igualmente, es un crucificado del año 1989, realizado por Antonio Díaz.


Es un Cristo precioso que presenta una bella estampa por esas calles granadinas que recorre con dignidad. El Cristo va acompañado en su caminar por Nuestra Señora del Amor y del Trabajo, y comienzan la estación de penitencia desde la Parroquia de San Juan de Letrán. Preciosa estampa la que podemos contemplar de esta hermandad en la Plaza de la Universidad y en su entorno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario