domingo, 27 de diciembre de 2009

ESCLAVOS DEL PASADO


Es cierto que los recuerdos no se pueden eliminar de la memoria. Tanto los recuerdos buenos como los recuerdos malos perdurarán en nuestras mentes un determinado período de tiempo, incluso habrá recuerdos que nos duren mientras tengamos tan sólo un ápice de vida. Lo que no me puedo creer es que en 40 años vividos, todos los recuerdos sean únicamente para olvidar.

Hay gente que usa como excusa un determinado acontecimiento para proclamar a los cuatro vientos que ha sido víctima de 40 años de tortura. Lo pasado, pasado está y es algo que no podemos cambiar. Pero si el odio y el rencor es dueño de nuestra mente, seremos esclavos de dicho pasado para justificar cualquier maldad que se nos ocurra para intentar seguir en el presente. A todas esas personas, les diría que se quedaran con lo bueno del pasado y que lo malo no lo usen para obstaculizar el futuro. Porque el futuro no está escrito, pero si lo escribimos usando las cosas pasadas seguirá siendo igual de triste que nuestro pasado.

Cuando todo va bien no nos acordamos del pasado, y cuando algo va mal rápidamente nos excusamos en el mismo para sentirnos mejor. Mal de muchos, consuelo de tontos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario