sábado, 28 de noviembre de 2009

SIN ESCRUPULOS

Que algunas empresas no tienen escrúpulos no es ninguna novedad. Aunque estén hasta el techo de producción, aunque perder un trabajador les suponga al resto realizar un sobreesfuerzo, aunque uno mismo se mate a trabajar para no escuchar un simple "gracias"... está claro que lo que prima es el beneficio, y si antes de la crisis una empresa ganaba "X", ahora tiene que ganar "X" multiplicado por dos, con menos gente y con más trabajo.

Desgraciadamente, la ley protege a la empresa. Si te despiden de forma improcedente, da igual el tipo de contrato, unos días más o unos días menos de sueldo como compensación no les supone nada. Y así queda demostrado, según mi propia experiencia. Una indemnización que no te resuelve absolutamente nada. Desgraciadamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario