viernes, 20 de noviembre de 2009

LINARES MONUMENTAL


Para el tamaño que tiene mi ciudad natal, hay que reconocer que no posee entre sus calles y barrios demasiados edificios monumentales. A pesar de tener una rica historia, la guerra civil (por lo que me han contado mis padres) y el agotamiento del mineral han hecho de Linares una ciudad un poco olvidada, y el turismo, la verdad, tampoco es su fuerte. La fachada de los juzgados (que se muestra en la foto), la Antigua Estación de Madrid, la Estación de Almería, la Iglesia de Santa María, el propio Ayuntamiento, la Iglesia de San Francisco, el Museo Arqueológico o el antiguo Palacio de Zambrana son los pocos edificios que podemos contemplar, pues nada queda del Castillo de Linares y sus torres, y el casco antiguo, aparte de dar un aspecto de pueblo típico y no de pequeña ciudad, tampoco aporta gran cosa.

Linares pide a gritos la explotación turística de las minas, las cuales se conservan la gran mayoría de ellas, y un museo minero de calidad. Parece ser que los gobernantes no parecen darse cuenta de ello, que la gente que visita Linares es para estar con sus familiares en determinadas fechas señaladas. Y pensar que la ciudad llegó incluso a tener tranvía...

No hay comentarios:

Publicar un comentario