viernes, 13 de noviembre de 2009

BROTHERS IN ARMS


Brothers in Arms fue el primer disco de la historia en vender más de un millón de copias en formato CD. Hoy día, cuando tanto se habla del mp3, y de que el formato CD está condenado a la desaparición, este dato es irrelevante, tanto cómo que de nuevo está apariciendo el vinilo, formato que muchos expertos y coleccionistas prefieren debido a su exquisita calidad de sonido.

Fuera como fuere, esta introducción me sirve para dar a conocer mis gustos musicales. Mark Knopfler me apasiona, y no me considero ni de la vieja escuela ni de la nueva. Knopfler, haga lo que haga, me gusta. Otra cosa es que después, escuche más o escuche menos unos discos u otros. Hay quien dice que Knopfler se ha acomodado, se ha vuelto vago... nada más lejos de la realidad. Knopfler está evolucionando hasta el infinito, y sus raíces irlandesas se notan cada vez más en sus últimos discos.

Quizá sea un nostálgico, y la verdad es que tengo edad para ello, pero MP3, vinilo, CD o cassette, me es indiferente cuando se trata de buena música. Allá por los 80, conseguí todas las cassettes de Dire Straits y hoy día, lo tengo todo original en formato CD. Quizá lo haya conseguido demasiado tarde, pero en una familia humilde, los comienzos para escuchar música eran tener un radio-cassette y amigos que te grabaran cintas "vírgenes". Y os aseguro que mi madre os puede cantar toda la discografía de Dire Straits de memoria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario